Cerrar
Abril 2015 – Revista Digital Nro 50
Guías de Montañas Argentinas: Volcán Quewar, Provincia de Salta

Ubicada en el corazón de la Puna salteña a 6.130 mts.

- Por Christian Vitry, Montañista y Antropólogo -

Restauración Fotográfica: Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez


 

Origen del Nombre

El volcán Quewar es una montaña de gran visibilidad e importancia ubicada en el corazón de la Puna salteña, rodeado de salares y otros volcanes de menor altura se yergue en el ambiente desértico por arriba de los 6.000 metros. Su importancia social radica en el hecho de ser un proveedor de agua, vital elemento en el desierto altiplánico, a lo que se suma la imponencia que brinda su cónica silueta con pinceladas de nieves eternas en la ladera sur, cuando no  está totalmente cubierto de blanco, destacándose en un universo color tierra.


 
Ubicación del Cerro Quewar. Provincia de Salta, Argentina

En la ruta normal del Volcán Quewar, Salta. Foto: Griselda Moreno

El agua de este volcán se vierte tanto hacia el sur, donde se encuentra Santa Rosa de los Pastos Grandes, como hacia el oeste por la quebrada de Incahuasi cuyas aguas se infiltran hasta llegar al Salar de Pocitos. Justamente por estas dos quebradas es donde se encontraron restos arqueológicos como mudos testigos de la ocupación humana desde hace miles de años.

Durante el siglo XV los incas utilizaron la quebrada de Pastos Grandes para acceder a esta montaña donde llevaron a cabo una capacocha (ofrenda humana). Estos tipos de ofrendas no fueron realizadas masivamente, sino en determinados lugares cargados de un especial poder, en toda la cordillera de los Andes se conocen no más de 15 montañas donde se efectuaron ofrendas humanas.

Esto nos lleva a pensar en el nombre de esta montaña sagrada, cuyo significado se pierde en el tiempo; se sabe que es de origen quechua, pero literalmente no se conoce el significado, sin embargo hay algunas pistas que nos brindan las investigaciones. Por ejemplo, el cronista Garcilazo de la Vega en su obra “Comentarios Reales” menciona que Túpac Inca Yupanqui tuvo con Mama Ocllo -su legítima mujer- otros cinco hijos a parte del heredero, el tercero de ellos se llamó Quehuar Túpac.

Vista de la ruta normal del Volcán Quewar, Salta. Foto: Griselda Moreno

Apachetas del Abra del Gallo, sobre la ruta de acceso al volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Por otra parte, había una etnia al sur del Cusco llamada Quehuare quienes habían sido nombrados “Incas por privilegio”, un rango honorífico que los incas otorgaban a los grupos fieles a la política del Tawantinsuyu. Las investigaciones etnohistóricas sugieren que los Quehuares o Quivar-Guaros o Quehuar-Huaros habrían sido trasladados como mitimaes o colonos a Copacabana, ubicado a orillas del lago Titicaca, lugar sagrado si los hay.

Con lo antedicho, en cualquiera de los dos casos, el nombre proviene de la nobleza inca, sea ésta por sangre o por privilegio, el nombre Quehuar está embebido de grandeza, la cual se ve reflejada en las impresionantes construcciones cercanas a la cumbre y fundamentalmente en la máxima ofrenda perpetrada hace siglos por los Incas a más de 6.000 metros de altura.

OTROS NOMBRES UTILIZADOS: Quehuar, Quevar y Queva

ALTURA: 6.130 metros

PROVINCIA: Departamento Los Andes, Salta (Argentina)

POSICIÓN DE LA CUMBRE:
Latitud:             24°18'31.03"S  
Longitud:          66°43'56.31"O

Sitio arqueológico en la cumbre del Volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Sitio arqueológico en la cumbre del Volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Sandalias incas tipo llanke, confeccionadas con suela de cuero y capellada de pelo de camélido, fueron halladas en el entarratorio del volcán Quewar junto al cuerpo de la joven afrendada. Foto: Christian Vitry, gentileza del MAAM


Ubicación     

El volcán Quewar se ubica en la provincia de Salta, en el sector oriental del Departamento Los Andes a una distancia de 235 km desde la ciudad.
Para acceder se debe tomar la Ruta Nacional Nº 51 que pasa por San Antonio de Los Cobres y unos 7 km más adelante se empalma con la Ruta provincial Nº 129 que asciende por una cuesta y pasa por el Abra del Gallo a una altura de 4.630 m.s.n.m., para descender luego hasta la localidad de Santa Rosa de los Pastos Grandes, lugar ubicado al pie del volcán Quewar (24°27'57.49"S -  66°40'28.10"O). Yendo en vehículo se tardan unas 5 horas aproximadamente.

Otra alternativa de acceso es proseguir por la Ruta Nacional Nº 51 hasta el paraje Cauchari donde se empalma con la Ruta Provincial Nº 27 hasta Estación salar de Pocitos, donde se conecta con la Ruta Provincial Nº 129 hasta Santa Rosa de los Pastos Grandes. Este recorrido no tiene mucha diferencia en la distancia recorrida, pero si en la altura, ya que el paso más alto del recorrido es el Abra Quirón que tiene unos 4.200 m.s.n.m.

De Salta a San Antonio de los Cobres, salvo los primeros 15 km, la Ruta Nacional Nº 51 está pavimentada, el resto del recorrido es por camino de ripio en buen estado, apto para cualquier tipo de vehículo.

Ubicación del Volcán Quewar, Argentina

Quewar visto desde la ruta 51 dirección NE. Foto: Sebastián Cura


Antecedentes deportivos                       

Primera ascensión: 21 de mayo de 1955. Julio Oscar Ramírez (Club Andino del Norte – Salta) por la ruta de la quebrada de los Pastos Grandes. El entonces maestro rural fue acompañado por el baqueano Cesáreo Carrizo, oriundo de Pastos Grandes, quien debió desistir a unos 500 metros de la cumbre debido al frío y la nieve. El relato periodístico comenta lo siguiente: “La marcha ascendente se veía dificultada por el espesor de la nieve que la hacía demasiado lenta. Pero al buscarse la parte en que esta se encontraba más dura se corría el peligro de un resbalamiento que podía acarrear serios inconvenientes. Sin embargo se siguió avanzando hasta que el guía que calzaba ojotas de cuero con gruesas medias de lana, resbalose yendo a dar felizmente contra un promontorio. […] Cuando estaban a 550 metros de la cumbre, el guía Rodríguez desistió del ascenso, dado la creciente intensidad del viento. Continuó solo Ramírez el trayecto final arribando a la cumbre a las 14 horas.”

Segunda ascensión: 1957. Dr. Roberto Gilardoni, glaciólogo. Intérprete del Comité Argentino del Año Geofísico Internacional. Al respecto rescatamos del libro de Milenko Juan Jurcich (Arqueología de las Cumbres, 1974:30) los siguientes datos: “… se le encomendó la tarea de realizar trabajos de glaciología y nivología desde el volcán Zapaleri, en el hito fronterizo con Chile y Bolivia, hasta el Ojos del Salado en Catamarca. El doctor Gilardoni, a quien tuve oportunidad de entrevistar a su paso por Salta, convertido así en andinista por obligación profesional, me comentó que en la cumbre del Nevado Quewar había encontrado dos pequeñas estatuillas de barro cocido. Una de ellas era totalmente roja y la otra completamente negra, pero ambas del mismo tamaño y forma. Las dos estaban dentro de una pequeña pirca descubierta en la cumbre.”

Tercera ascensión: 7 de febrero de 1966. Un grupo de mineros liderados por el belga Rafael Robert Carrillo (Equipo de exploración 1º de Boroquímica Ltda. Campo Quijano Salta); junto a Gabriel Torres (San Antonio de los Cobres) y Bartolomé Soriano (Santa Rosa de los Pastos Grandes) efectúan el tercer ascenso al volcán.

Apachetas del Abra del Gallo, sobre la ruta de acceso al volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Apachetas del Abra del Gallo, sobre la ruta de acceso al volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Ruta normal del Volcán Quewar, Salta. Foto: Griselda Moreno


Antecedentes arqueológicos

Ya mencionamos el hallazgo producido por Gilardoni en 1957, pero lamentablemente de eso no se supo nada más.

En 1973, Roberto Vitry rescata un relato de Félix Soriano quien junto a Félix Chocobar localizaron una momia en la cima e intentan extraerla, no conociéndose más datos al respecto (R. Vitry, comunicación personal).

En diciembre de 1974 El Nevado del Quewar fue ascendido por Antonio Beorchia Nigris (CIADAM - Centro de Investigaciones Arqueológicas de Alta Montaña de San Juan), habiéndose  reconocido entonces, en las cercanías de la cumbre principal, la existencia de un complejo arquitectónico formado por estructuras sobreelevadas; así como la presencia de un cuerpo momificado de un individuo juvenil, aprisionado por el hielo y con claras muestras de haber sido profanado. Se encontró y recolectó leña, y también restos de camélidos, vestigios de textiles y una camiseta andina.  En la cumbre misma, se detectó también la presencia de una estructura semicircular aislada (Beorchia 1987).

El rescate del cuerpo momificado en la cumbre del Quewar condujo a la organización de una nueva expedición en Febrero de 1981, en la que participaron entre otros, Antonio Beorchia Nigris y el Dr. Johan Reinhard.  Lamentablemente, el grupo constató la intervención de “huaqueros”, quienes habrían destruido el cuerpo en  un intento de extraerlo empleando dinamita. El evento fue inferido a partir de la observación de signos de alteración de los muros por explosión, y del hallazgo, en el mismo lugar donde fuera observado el cuerpo, de contados fragmentos óseos humanos pertenecientes al cráneo del individuo, y de un hueso largo astillado (Beorchia 1987).

Sitio arqueológico en la cumbre del Volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Sitio arqueológico en la cumbre del Volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Sitio arqueológico en la cumbre del Volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Plano del sitio arqueológico en la cumbre del Volcán Quewar. Imagen: Antonio Beorchia

En Abril de 1996, miembros del CECOPAM (Centro para la Conservación del Patrimonio de Alta Montaña de Salta), liderados por Christian Vitry y Mario Lazarovich realizaron la exploración y relevamiento de la cumbre principal y precumbre del Quewar. Las tareas de investigación consistieron en prospecciones, levantamiento planimétrico de las estructuras en los sitios de la cumbre y precumbre; documentación fotográfica de los sitios; mapeo bidimensional de los hallazgos en superficie, y recolección de muestras de leña para fechados radiocarbónicos (Ceruti, M. C. y C. Vitry, 1997).

En febrero de 1999 en una campaña dirigida por el Dr. Johan Reinhard se realizan excavaciones en las estructuras de la cima y se extraen los restos fragmentados de la momia que había sido localizada en la década de 1970, asimismo se extraen otros elementos culturales asociados al enterratorio. Todo el material se encuentra conservado y reguardado en el Museo de Arqueología de Alta Montaña de Salta (MAAM) desde 2004 cuando la institución se inaugura.

Entre los objetos que se destacan del Quewar tenemos una estatuilla de spondylus (valva marina) con vestimenta de fina lana tejida, tocado de plumas y prendedores (tupus) metálicos; también dos pares de sandalias tipo llanque con suela de cuero y capellada de lana. Todos estos elementos se exhiben en las salas del MAAM.

Las investigaciones realizadas en el MAAM determinaron que los restos se trataban de una joven mujer de entre 12 y 15 años de edad perteneciente a la cultura Inca.

Si hay algo que destaca a esta montaña es la espectacularidad del sitio arqueológico que se encuentra antes de llegar a la cumbre. Posiblemente se trate de un ushnu o plataforma ceremonial sobre elevada desde donde se practicaban rituales y ofrendas destinados al sol y otras divinidades.

Fardo funerario del Quewar, trabajos de conservación en el Museo de Arqueología de Alta Montaña. Foto: Gentileza del MAAM

Fardo funerario y estatuilla del Quewar, trabajos de conservación en el Museo de Arqueología de Alta Montaña
Foto: Gentileza del MAAM

Sandalias incas tipo llanke, confeccionadas con suela de cuero y capellada de pelo de camélido, fueron halladas en el entarratorio del volcán Quewar junto al cuerpo de la joven afrendada. Foto: Christian Vitry, gentileza del MAAM

Sandalias incas tipo llanke, confeccionadas con suela de cuero y capellada de pelo de camélido, fueron halladas en el entarratorio del volcán Quewar junto al cuerpo de la joven afrendada. Foto: Christian Vitry, gentileza del MAAM


Rutas

El Quewar posee un acceso por el sursureste que se considera como la ruta normal y que es empleada casi en exclusividad, no solo por la belleza y la facilidad del acceso, sino fundamentalmente porque tiene agua en gran parte del recorrido, sin embargo, existen otras posibilidades por el norte y el oeste, donde pocos expedicionarios ingresaron.


Ruta Normal (Sursureste)

Se parte desde el paraje de Santa Rosa de los Pastos Grandes ubicado a 4.000 m.s.n.m siguiendo la quebrada aguas arriba. Hay una huella vehicular que avanza unos pocos kilómetros, sin embargo, siempre es recomendable caminar para lograr un mejor aclimatamiento.

La cantidad de campamentos depende del nivel de aclimatación que se posea, lo recomendable es hacer entre dos y tres campamentos intermedios ubicados a alturas aproximadas de 4.500, 5.000 y 5.500 metros. Se dispone de agua en todo el recorrido a excepción del campamento de altura, donde se debe transportar o derretir nieve. Antes del último campamento se puede optar por dos opciones para acampar, una es por una quebrada que conduce directamente al sur y la otra, ubicada poco más al norte permite el ascenso por un filo o por una quebrada. No hay gran diferencia en distancias recorridas entre ambas opciones.

Ruta Normal del Quewar

Ruta Normal del Quewar


Variante glaciar del sur

El Quewar posee un pequeño remanente de un glaciar extinguido de unos 500 metros de longitud el cual tiene nieve todo el año y que, si las condiciones están dadas, resulta una vía muy buena para escalar con crampones. El problema que a veces presenta es que se forman penitentes y que la tornan intransitable. Para esta ruta se puede instalar un campamento de altura a los 5.300 metros (24°19’36.45”S -  66°42’52.46”O) por una quebrada que conduce directamente al nevé.


Variante quebrada y filo sureste

La clásica ruta normal se desarrolla por un definido filo y quebrada en dirección sureste. Accediendo por la quebrada se puede montar el campamento 3 a los 5.400 metros (24°18’56.92”S -  66°42’54.60”O) y desde allí subir a la cima ya sea por el filo, si es que no hay viento o bien por la quebrada, siguiendo un delgado cauce que a veces tiene buena nieve y se puede cramponear hasta el filo cumbrero por una delgada línea de nieve de 1.500 metros de longitud y que salva un desnivel de 600 metros de altura.

Variantes de la ruta Normal del Quewar


Ruta Norte (por Olacapato)

Una ruta muy poco transitada es por el paraje de Olacapato y desde allí accediendo por Campo Amarillo. Olacapato queda a 233 km desde la ciudad de Salta y se accede por la Ruta Nacional Nº 51. Se debe ir hasta Olacapato Chico, donde hay una empresa minera en plena actividad y de allí seguir la quebrada aguas arriba.  Hay una huella transitable para vehículos 4x4 que puede avanzar varios kilómetros.

La quebrada a veces tiene agua, pero lo mejor es proveerse del líquido elemento ya que no es seguro el dato y depende de la época del año y las condiciones ambientales del momento.

Debido a la escasez de agua se recomienda para este tipo de acceso ir aclimatados y no realizar muchos campamentos intermedios, uno o dos solamente. El ascenso se realiza por un alargado filo nornoroeste que remata directamente en la cumbre del Quewar sin pasar por las ruinas arqueológicas.

Quewar visto desde la ruta 51 dirección NE. Foto: Christian Vitry


Ruta Oeste (Por Salar de Pocitos)

Ruta con escasos intentos, pese a que se accede por la quebrada de Incahuasi y su tributaria Mamaturi donde hay agua todo el año, sin embargo, dicha quebrada no conduce directamente al volcán, lo cual obliga a un rodeo largo o bien a alejarse del agua con la problemática que ello implica.
Para llegar al paraje Estación Salar de Pocitos se accede desde Salta capital por la ruta nacional 51 hasta el empalme con la ruta provincial 27, recorriendo una distancia de 320 kilómetros.

La actividad minera fue intensa en los últimos años, por lo que es factible que hayan numerosos caminos de acercamiento vehicular del Proyecto Quevar perteneciente a la empresa Silex, a quienes se debe solicitar permiso para acceder a la zona y utilizar esos caminos.

Información sobre esta ruta y lugar pueden consultar en: Montañismo de Exploración: Seis primeras ascensiones a la Puna Salteña, Diciembre de 2007

Vista del Volcán Quewar desde el Salar de los Pocitos. Foto: Christian Vitry

Ruta normal del Volcán Quewar, Salta. Foto: Griselda Moreno


Observaciones ambientales y culturales

El volcán Quewar se emplaza en los Nevados de Pastos Grandes, departamento de Los Andes, Provincia de Salta. Ambientalmente se caracteriza a la región como Puna salada, presentando condiciones de extrema aridez, las que se habrían agudizado en la historia geológica regional en el Cuaternario Superior. La Puna de Salta ocupa la totalidad del departamento Los Andes y una angosta faja Oeste de los departamentos de Santa Victoria e Iruya y el norte de La Poma, con una superficie aproximada de 27.500 km2. Posee un clima árido andino puneño, con precipitaciones de régimen estival, siendo la característica distintiva la extrema aridez y la gran amplitud térmica diaria y estacional, así como una baja presión atmosférica debido fundamentalmente a la altura sobre el nivel del mar en la que se encuentra. La meseta altiplánica es la geoforma típica manifestada a través de la presencia de un vulcanismo acentuado y fenómenos neotectónicos. Los escasos cursos de aguas del estío generalmente desembocan en cuencas endorreicas que conforman salares como el de Pocitos, Arizaro y varias decenas de ellos.

En un ambiente desértico como el puneño, los cursos de agua representan una fuente en torno a la cual se desarrolla la vida, formando vegas de aguas permanentes donde habitan e interactúan diversas especies de animales y vegetales. La presencia de agua jalona el espacio geográfico y define su dinámica natural y cultural, existiendo por este motivo una ocupación humana de gran profundidad temporal que se remonta a 10.000 años atrás.

Sitio arqueológico en la cumbre del Volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Fardo funerario del Quewar, trabajos de conservación en el Museo de Arqueología de Alta Montaña. Foto: Gentileza del MAAM

Las características ambientales particulares de la Puna tienen total incidencia sobre el desarrollo histórico cultural de la región, por lo que la ocupación humana en el área sólo puede entenderse a través de su historia geológica y paleoambiental. Pese a las características extremas de la comarca, es una de las zonas de poblamiento de cazadores – recolectores más antiguas que se conocen en el continente sudamericano, los que se caracterizan por su complejidad y capacidad de adaptación a los cambios a través del tiempo. Esta adaptación se trasluce en las estrategias desarrolladas por los diferentes grupos humanos para una economía de alta movilidad en busca de los recursos y las mejores condiciones para el ganado.

En el último siglo antes de la llegada de los conquistadores españoles al área andina, los Incas habían conquistado grandes espacios y numerosas poblaciones desde el sur de Colombia hasta Santiago de Chile y norte de Mendoza. Esta cultura, entre otras tantas actividades, realizó ascensos rituales a las altas montañas, donde depositaron ofrendas de importancia, incluyendo vidas humanas de niños. El tiempo que media entre los primeros habitantes de la región hace 10.000 años y la llegada  de los Incas a principios del siglo XV es poco conocida, debido fundamentalmente a la falta de investigaciones.

Este panorama cultural pone en relieve a la región de la Puna como un lugar donde los seres humanos estuvieron permanentemente interactuando con la naturaleza, desde los salares en las cuencas bajas, hasta las altas cumbres de los cerros.

Sandalias incas tipo llanke, confeccionadas con suela de cuero y capellada de pelo de camélido, fueron halladas en el entarratorio del volcán Quewar junto al cuerpo de la joven afrendada. Foto: Christian Vitry, gentileza del MAAM


Datos de interés

COMUNICACIÓN: En la zona de Pastos Grandes e incluso en partes de la misma montaña se tiene señal de celular de la empresa Personal.

COMBUSTIBLE: el último lugar con surtidor de combustible es San Antonio de los Cobres.

ALOJAMIENTO Y COMIDA: Si bien no hay restaurant ni hotel en Pastos Grandes, algunas familias pueden albergar a los visitantes y preparar comida también.

Ruta normal del Quewar. Foto: Griselda Moreno

Sitio arqueológico en la cumbre del Volcán Quewar. Foto: Christian Vitry

Sandalias incas tipo llanke, confeccionadas con suela de cuero y capellada de pelo de camélido, fueron halladas en el entarratorio del volcán Quewar junto al cuerpo de la joven afrendada. Foto: Christian Vitry, gentileza del MAAM


Notas Relacionadas:

- Los calzados de los Incas. Diferentes tipos de calzado que utilizaban los incas hace cinco siglos Primera Parte

- Los calzados de los Incas. Diferentes tipos de calzado que utilizaban los incas hace cinco siglos Segunda Parte


Área Restauración Fotográfica del CCAM: Natalia Fernández Juárez

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA