Cerrar
Abril 2015 – Revista Digital Nro 50
Historia del Club Andinista Mendoza

Festejando en este 2015 el 80 aniversario de esta emblemática institución mendocina

- Armado por Patricia Garis y el Centro Cultural Argentino de Montaña -


Restauración Fotográfica: Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez

 

 

 

El gran logro del CAM es que mantiene las actividades desde su fundación en 1935.

El Club Andinista Mendoza cumple éste año sus 80 años de vida, por lo que tenemos una agenda cargada de festejos, reconocimientos a socios y colaboradores, y actividades de montaña.

Actualmente el Club Andinista Mendoza cuenta con 260 socios, una Sede ubicada en calle Fray Luis Beltrán 357 de Guaymallén, donde contamos con biblioteca, aulas para cursos y un muro de escalada.

REFUGIOS DE MONTAÑA

El CAM posee tres refugios, dos en Vallecitos (Refugio Mausy y Re) y otro en El Salto, Refugio F. Fellinger, además de un camping.

SENDERISMO

Desde el 2011 hemos implementado el Senderismo en Mendoza, antes de nuestro proyecto no existía. El senderismo es una actividad deportiva no competitiva para todos, tenemos senderistas de 6 años y de 75 años.

ESCUELA DE MONTAÑA

Nuestro orgullo es la Escuela de Montaña, viva desde siempre, donde se enseña a ser montañeses seguros y autónomos, es decir que sepan de meteorología, de cartografía, de primeros auxilios, etc. es decir que sepan que hacer todo el tiempo, aunque las cosas salgan mal. En esta escuela de montaña se inician los agentes de la Patrulla de Rescate y Guardaparques. Nuestra Escuela de Escalada inicia a jóvenes al deporte, en general son jóvenes adolecentes que practican en nuestra palestra de 15 metros de altura.

FUNDACIÓN DEL CLUB ANDINISTA MENDOZA

El 12 de abril de 1935, nació el Club Alpinista Mendoza, su fundador y primer presidente, don Humberto Re, profetizó en aquella memorable oportunidad: “es menester ante todo conocer los puntos interesantes de la vecina Precordillera y una vez entrenados los hombres y listos los implementos, organizar expediciones de mayor aliento a la alta cordillera, empezando por el Cordón del Plata y extendiéndose más adelante al Aconcagua, Mercedario, Tupungato, etc.

PRIMERA COMISIÓN DIRECTIVA DEL CAM

Presidente: Humberto Re; Vicepresidente: Eduardo Carette; Secretario: R.L. Livellara; Pro-Secretario: Luis Anmella; Tesorero: Armando Perone; Pro-Tesorero: Joaquín Casanovas; Vocales: Miguel Gossler, Mauricio Marlangeon, Juan Semper y José Mendoza.
Sub-Comisiones: Excursiones, Rutas y Refugios: Miguel Gossler.
Propaganda: R.L. Livellara; Conferencias, Reunionnes de carácter científico, Exposicione y Boletín Mensual: E. Carette, H. Re y E. Gómez.

Socios con la bandera Argentina en la Cumbre del Salto al fondo el Cerro Blanco. Foto: Franke, Archivo del CCAM

Primera Revista del CAM Nuestras Montañas publicada en 1943. Imagen: Archivo del CCAM

OBJETIVOS DEL CAM

Los visionarios propósitos que inspiraron a los fundadores, tanto en lo referido a los principios éticos que deben regir la actividad en la montaña, como la protección de la naturaleza, quedaron claramente enunciados en aquella oportunidad y posteriormente incorporados a los Estatutos del CAM en su artículo 2º.

Ellos fueron:

a)Cultivar los deportes de montaña; b) Organizar excursiones, conferencias, cursos y reuniones culturales y sociales, contribuyendo a inculcar el amor hacia la naturaleza; c) Organizar la creación y desarrollo del servicio cordillerano de baqueanos; d) Divulgación literaria, científica, guías, mapas y noticias deportivas; e) Contribuir al estudio geográfico argentino; f) Dedicar especial preferencia a la práctica de la cultura general: física, moral e intelectual; g) Prestar su concurso a las entidades afines nacionales y extranjeras y a los torneos que se organicen para el fomento y desarrollo de los deportes; h) Propender a que los clubes deportivos se transformen en verdaderas academias populares teórico-prácticas de higiene, primeros auxilios, orientación en el deporte y gimnasia pre-deportiva; i) Propender a la creación de una ley nacional de educación física.
Quedó con ello claramente establecido como ideal para el hombre de montaña interpretar la ascensión no como un fin en sí mismo sino como parte de un todo, en el que prevalezca el concepto de un mundo configurado por los elementos culturales, religiosos y étnicos; por la pasión de explorar, por la vocación de aventurero, por el consentimiento de sí mismo y del propio universo, todo ello dentro de un marco de profundo respeto a la naturaleza.

Programa de Actividades del 2015 por los festejos de los 80 Años del CAM

PERSONERÍA JURÍDICA

En Julio de 1946, se aprueba el proyecto de los Estatutos y por Decreto n°224 del 31 de mayo de 1937 del Gobierno de Mendoza, se otorga la Personería Jurídica número 152 al CAM

ORIGEN DEL ESTUDO DEL CAM

Según los estatutos del Club Andinista Mendoza, el distintivo del club será un gallardete triangular azul y blanco y como escudo de la entidad. Este tendrá la forma del denominado escudo suizo, con fondo de montaña y las iniciales de la institución.
El Escudo del CAM fue actualizado en sus líneas y tonos en el año 2013.

Festejando los 80 años, se ha confeccionado un sello que nos acompañará durante el 2015.

Escudo Original y Nuevo escudo del Club Andinista Mendoza a partir del 2013


El Club cambia su nombre la palabra Alpinista por Andinista en 1942

(Extraído de la Revista Nuestras Montañas Nro 1 de 1943)

Al fundarse el Club el 10 de Abril de 1935 decidiose denominarle "CLUB ALPINISTA MENDOZA", en merito a que el Diccionario de la Lengua Española dice: Alpinismo, deporte de ascender los Alpes u otras altas montañas.

Posteriormente, el 15 de Abril de 1937 La Academia Argentina de Letras, recomienda usar el término Andinismo para distinguir los deportes montañeses que se desarrollan Los Andes pues este vocablo esta difundido sin excepción, no solo en La Argentina, sino también en todos los países de América; y por tratarse de una expresión que se refiere a todo un sistema orográfico Americano.

Atendiendo que en cuestión de lenguaje, el uso difundido y la aceptación general son reglas soberanas, y considerando, además de las razones de orden etimológico, el deseo manifestado por la mayoría de los socios, de rendir un justo homenaje a la majestad imponente de nuestra Cordillera, por unanimidad se acordó en Asamblea General Extraordinaria de fecha 2 de Octubre de 1942 que en lo sucesivo se denomine: "CLUB ANDINISTA MENDOZA".

Celebrando los primeros 15 años del Club Andinista Mendoza. Foto: Archivo del CCAM

Frente al Glaciar Los Vallecito,s en el año 1937. Foto: Mario Bertone. Archivo del CCAM


Se reflexionaba sobre la logística y el equipo en la Montaña en 1943

Permítanos un paréntesis necesario, para que los profanos en materia de deportes montañeses, tengan una visión exacta de las dificultades que ha tenido que vencer el andinista en excursiones de largo aliento.

En los Alpes, "patria de este noble deporte", estan a disposición del alpinista muy buenas sendas, buenas guías, portadores, refugios en la mayoría de los cuales además de un seguro abrigo hay buenas comidas, medicinas y todo lo necesario para las primeras curaciones.

En Los Andes, hay pocas y malas sendas, no hay refugios, ni guías, ni portadores.

El Andinista, cuando abandona el último puesto que en su casi totalidad está situado al pie de los cerros, sabe que tiene que bastarse a si mismo, sobre sus robustos hombros tiene que llevar todo !o necesario, desde la comida hasta la casa, como el caracol. Tiene además que tener conocimientos de primeros auxilios para poder auxiliarse a sí mismo en caso de necesidad.

Para escalar un cerro, careciendo de sendas y guías, tiene que estudiar detenidamente la formación del mismo, oponer su inteligencia y su voluntad inquebrantable a las continuas dificultades que la montaña acumula en su camino.

Buscar el manantial para saciar su sed, preparar la comida, ubicar su carpa en lugar seguro para pasar la noche (que en muchas ocasiones llega a temperaturas de más de 20 grados bajo cero). Aguantar frecuentes temporales de agua, granizo y nieve y su equipo tiene que ser liviano y eficiente.

El estudio de buenos equipos., alemanes, italianos, polacos, etc., que pusieron a nuestra disposición los socios Mario Bertone, Vigor Domiceli y Jorge Link y la Expedición Polaca efectuada al Aconcagua, nos permitieron, adaptando lo mejor de cada uno a nuestro ambiente, fabricar un tipo de carpa, bolsa de dormir y trajes contra viento, que responden perfectamente a los fines preestablecidos.

Canchas en lo que hoy se conoce como Vallecitos 1940. Foto: R. Medina, Archivo del CCAM

Expedición al cerro El Plata campamento a 4.200 mts. 1942. Foto: Careta. Archivo del CCAM


Se decía del Centro de Esquí de Vallecito en 1943

- Por Lucien Hanicq -

Considero que los campos de esquí de los Vallecitos, responden a las necesidades y aspiraciones de los cultores de los deportes invernales.
A mi juicio no tienen comparación con otras estaciones americanas y europeas, tanto por la calidad de la nieve, extensión, horario de sol, exentas de peligros de avalanchas y duración de la temporada.

Pone todo esto en evidencia que la zona reconocida por los primeros pioners del Club Andinista Mendoza será entre poco una maravillosa realidad.

Presenta una gran variedad de canchas, que permitirán practicar durante gran parte del año.

Una hermosa y amplia pista para las carreras standard (situada a solo 23 kilometres de Potrerillos), a los pies del Refugio San Bernardo, al cual se llega por un cómodo camino de automóviles y una autovía que se espera estará terminada para la próxima temporada.

Otras de larga distancia, con un desarrollo de 14 kilómetros, apta por su configuración para los Campeonatos Mundiales y Olímpicos de Esquí y de Deportes Invernales.

Se ha formado en esta zona la primera escuela oficial de esquí, que ha sido reconocida por la Federación Internacional bajo la denominación de "Escuela Oficial de Esquí, San Bernardo".

Pistas de Esqui cerca del refugio en Vallecitos 1943. Foto: Archivo del CCAM

Inaguración del Refugio de la Estancia el Salto en 1943. Desde la Cumbre del cerro Las Cabras . Foto: Archivo del CCAM


Festejos del 15 aniversario del CAM en 1950

(Extraído de la revista Nuestras Montañas del CAM de 1950)

Cuando en 1935 fue inaugurado el Club Andinista Mendoza, fundado por un grupo entusiasta de hombres, entre quienes figuraban: Humberto Re, Santiago Orozco, Teodoro Guzman, Luis Anmella, Juan Semper, Hector Perone, Serafin Olivencia y otros, se puso en movimiento una de las instituciones más activas en el deporte de montaña del país, por cuyo motivo, al celebrarse el decimo quinto aniversario de su fundación, el 10 de abril del corriente año, cupo a las actuales autoridades de nuestra Casa, el alto honor de sentir los halagos del acogimiento general, tanto de las autoridades provinciales, civiles y militares, como de un amplio sector del pueblo, en donde se sigue con notorio interés todas las actividades del caballeresco deporte, desarrollado por iniciativa y patrocinio del Club Andinista Mendoza.

A estas demostraciones de simpatía, cabe agregar, en forma destacada, las representaciones que llegaron a nuestra provincia desde el Club Andino Bariloche, Club Andino Mercedario de San Juan y la Delegación del Club Andino de Santiago de Chile, las que, hermanándose a la gran trayectoria deportiva del Club Andinista Mendoza, pusieron una nota de profundo regocijo en todos los actos celebratorios programados.

Autoridades de la comisón directiva del CAM de 1950. Foto: Archivo del CCAM

Atendiendo a las finalidades de espíritu patriótico que cumplen los andinistas, en su arriesgada misión de ofrendar a la nacionalidad la celebridad de sus ascensiones y expediciones de alta montaña, entre los actos dispuestos por las autoridades del Club Andinista Mendoza, para rememorar el nuevo aniversario de la institución, se tributo un sentido homenaje al General San Martin, ante el monumento del Cerro de la Gloria, se visito el salón de la Bandera de los Andes, en donde se saludo al primer mandatario de la provincia, Teniente Coronel Bras Brisoli, y otras autoridades, se concurrió al Club Universitario, asistiendo el Rector de la Universidad Nacional de Cuyo, quien ofreció una copa de champagne a las delegaciones, y se proporciono otros agasajos de interés para cumplimentar a las delegaciones, y llenar debidamente el cometido celebratorio que se habían propuesto las autoridades, haciendo entrega de los diplomas a los socios honorarios y consejeros del Club; de premios correspondientes al último concurso fotográfico interno; realizando excursiones a lugares históricos de la provincia y visitas a los alrededores de nuestra ciudad.

EI Club Andinista Mendoza, marco así un nuevo jalón mas en el transcurso de su vida, plena de actividad y colaboración con las instituciones del país y del extranjero, entre las que se destaca ya, como una figura señera y promisora en el deporte de la montaña. Digamos, por último, que este nuevo aniversario de nuestro Club ha venido a significar un breve alto en las inquietudes de sus hombres, para contemplar con cariño el pasado de su obra y henchir el espíritu de entusiasmo para abordar el futuro, que sin lugar a dudas, ha de prodigarnos frutos mas gustosos y satisfacciones más amplias, teniendo en cuenta la experiencia aquilatada en los quince anos de brega y sacrificios, sobre los que se han elaborado planes, para continuar sin desmayos el conocimiento y dominio de las cumbres andinas; meta voluntaria de los sufridos "soldados" que agrupa nuestra entidad, quienes, sin otra arma que su valentía y sin más ordenes que el aliento de su conciencia, continuaran afrontando lo desconocido, lo escabroso, lo sobrehumano, para legar a la patria el valioso trofeo de un horizonte más profundo y más extenso.

En la cumbre del Chañi 1950. Foto: Archivo del CCAM

Expedición al Cerro Nevado de Chañi en 1950, al fondo se ve en Nevado. Foto: Archivo del CCAM

Grupo de rescate del CAM liderado por Francisco Ibañez 1952 . Foto: Archivo del CCAM


Escuela de Montaña del CAM en 1982

(Extraído de la revista Nuestras Montañas del CAM de 1982)

En los últimos días del mes de abril nuestro Club presento un aspecto muy alegre, ¿el motivo? la presencia de un grupo de entusiastas interesados en la práctica del deporte de montaña. Estoy hablando de los actuales alumnos del Curso de Andinismo que se está dictando desde principios de mayo, estos son: Lucio Agnie, Federico Bonino, Marcelo De Jong, Laura Dojort; , ]orge De La Motta, Enrique Esteban, Victor Juan Carme, Monica Gei, Federico Jardel, Adrian Gross, Liliana Mozzi, Carlos Rubén Lombardich, Federico Norton, Fernando Pierobon, Silvestre Pena y Lillo, Maria Pizzolon, Carlos David Suarez, Felipe Tapia, Hector Peralta y Daniel Alescio.

En nombre del Club Andinista les damos la bienvenida y esperamos puedan ser nuestros compañeros de montaña.
Programa:

1) Clases Teóricas:
Introducción al Andinismo, Primeros Auxilios, Meteorología, Cartografía, Conservación de la Naturaleza, Supervivencia, Elección de un Objetivo, Alimentación.

2) Clases Prácticas:  
Nociones de Escalada en Roca, Practica en Cacheuta, Ascensión al Cerro Nahuel por Quebrada del Toro, Ascensión Aguja del Curso, Ascensión Aguja Mimi Rodriguez, Nociones de Escalada en Hielo Ascension San Bernardo.

Colaboraron como Instructores en las Clases Prácticas: Juan Carlos Pierobon, Alfredo Vargas, Lito Sánchez, Daniel Rodriguez, Daniel Alto y Alejandro Randis.

Dictaron Clases Teóricas: Dr. Ernesto Fiorentini, Alejandro Randis, Domingo Alvarez, Daniel Rodriguez, Jose Sánchez, Cecilia Peralta y Gabriel Cabrera.

La mayor satisfacción que nos brinda el colaborar con la Escuela de Montana del Club es ver que esta nueva fuerza permitirá, que nunca deje de flamear la bandera de nuestra Institución en las cumbres de las montanas.

Domingo M. Alvarez 
Director de la Escuela Técnica de Montaña

Escuela de Montaña del CAM de 1982 . Foto: Archivo del CCAM

Revista del Club Andinista Mendoza de 1982. Foto: Archivo del CCAM


Los 50 años de Historia del Club Andino Mendoza

(Extraído de Libro de Oro del 50 Aniversario del CAM de 1985)

- Por Felix F. Felliger -

Propósito del Club

Es nuestro propósito presentar a la audiencia amante de la montaña, la vasta y fructífera trayectoria cumplida durante casi 50 años de existencia por el Club Andinista Mendoza, una de las instituciones deportivas más prestigiosas de nuestra provincia y cuya Mesa Directiva tengo el honor de presidir

Para ser exactos, el 12 de abril de 1935, nació el Club Alpinista Mendoza. Su fundador y primer presidente, don Humberto Re, profetizo en la oportunidad

"es menester ante todo conocer los puntos interesantes de la vecina Precordillera y una vez entrenados los hombres y listos los implementos, organizar expediciones de mayor aliento a la Alta Cordillera, empezando por el Cordón del Plata y extendiéndose mas adelante al Aconcagua, Mercedario, Tupungato"

Comienzo

Solo cinco años después, socios de la novel Institución alcanzaban la meta máxima, la cumbre del Aconcagua: el gigante americano y en la década subsiguiente obtenían nuestros socios renombre internacional por sus exitosas expediciones a las montañas más famosas del mundo"

Fueron 38 los deportistas que participaron de la primera excursión organizada por el Club Alpinista Mendoza, que se realizo el 28 de abril de 1935 es decir pocos días después de su fundación. Su objetivo fue el Cerro Librillo, de 2.840 m. ubicado en la precordillera.

En Plaza de Mulas, 1953, Pacheco, Razquin, Luquez, Torres y Bugallo. Expedición Padre Torres. Foto: Archivo del CCAM

Festejo con grandes andinistas en el CAM, 1963. Foto: Colección Patricia Garis

Entre los asociados que alcanzaron la cumbre precordillerana, encontramos nombres que lograron celebridad en el montañismo mendocino, como: Miguel Gossier que en el año 1926 había acompañado a Juan Stepanek primera víctima del Aconcagua; Hector Perone quien lograra por primera vez ascender las tres principales cimas de Los Andes Centrales (Aconcagua, Tupungato y Mercedario) y Bernardo Razquin destacado montañés y meteorólogo aficionado, conocido por sus pronósticos y charlas radiales".

Al siguiente mes, entre los días 25 y 26 un numeroso grupo de asociados alcanzo la cúspide del cerro Pelado de 3.400 m. el punto más elevado de la Precordillera mendocina. Desde ese excepcional mirador observaron asombrados, la imponente Cordillera Central.

En enero de 1937 la cima del cerro El Plata, que con más de 6.300 m. sobre el nivel del mar, constituye el punto máximo de la Cordillera homónima, fue vencida por los socios Landi, Antognini, Hipolito Perez y Mario Bertone. En el pinaculo cimero, hallaron los montañistas comprobantes dejados en 1925 por Federico Turek y Francisco Petero, quienes habían sido los protagonistas de la primicia. Este importante triunfo de nuestro incipiente andinismo de alta montaña fue el inicio de una prolongada y fructífera campaña que con el transcurso de los años culmina con la conquista de la totalidad de las cimas del Cordón del Plata, siendo la ultima de ella, la del Cerro Negro de 5.800 m. en el año 1943.
El soñado ideal de vencer la cima del Aconcagua es concretado por los deportistas del C.A.M. en el verano de 1940. El experimentado alpinista alemán Juan Jorge Link organizo conjuntamente con el Club Alpinista Mendoza, una expedición al macizo. Durante su desarrollo fue alcanzada la cima del Cerro Cuerno 5.500 m. y la del propio Aconcagua, esta ultima en tres oportunidades. El equipo que corono la empresa fue integrado por Link, Adriana Bance y nuestros consocios Juan Semper, Pablo Etura, Domingo Lopez y Pablo Franke. Este último piso la cumbre en tres oportunidades distintas durante la misma empresa; la primera vez se produjo en circunstancias en que se encontraba acampado en Nido de Cóndores, a la espera del resto de la expedición; tan cerca veía la cima (según expreso en su diario) que no pudo sustraerse a la tentación de alcanzarla. Para ello partió solo, a la madrugada. Poco antes de caer el sol estaba en el punto superior, donde intento derretir hielo para preparar una sopa. Su intento quedo frustrado por el intenso viento, la altitud y el extremo frio. Antes de iniciar el descenso dejo en la cumbre, al lado de la pirca donde se depositan los comprobantes de ascensión, una botella con combustible y la olla. Pocos días después, con el resto del grupo, acampo sobre los 6.800 m. sitio donde advirtieron que no pose (an combustible para preparar sus alimentos. Franke sin dudarlo, partió nuevamente solo hacia la cima, en busca de la botella que había dejado en ella; pocas horas después regresaba al vivac con el carburante necesario para preparar la comida. Fue su segunda ascensión. La tercera la cumplió al día siguiente con sus compañeros de equipo. Era el 25 de mayo de 1942, satisfechos por haber logrado su objetivo, descendían ágilmente por los empinados acarreos del Cerro de la Cruz, Federico Krauter y Felix Fellinger; eran los dos primeros socios cadetes del C.A.M. Inesperadamente Krauter resbalo en la pendiente; le fue imposible frenar y su incontenible impulso, lo arrastro a un abrupto barranco por el que se despeño. El tremendo impacto le ocasiono lesiones mortales. Fue así como el joven Krauter, como consecuencia de un inesperado accidente fue el primer andinista mendocino fallecido en la práctica del deporte montañés.

Revista conmemorando los 50 años de CAM en el año 1985. Foto: Archivo del CCAM

Libro sobre la historia del Club Andinista Mendoza, Tomo 1 dede 1935 a 1960. Autor Alfredo Magnani publicado en 2011
Foto: Archivo del CCAM

El Nombre

El nombre original de nuestra Institución, CLUB ALPINISTA MENDOZA, fue cambiado por el de CLUB ANDINISTA MENDOZA el 2 de octubre de 1942, respondiendo a una solicitud de la Academia Argentina de Letras que recomendó el uso del término "andinismo" para distinguir los deportes de montaña que se desarrollen en Los Andes.

La desaparición de Franke en el Tupungato

Corría febrero de 1943; el triple vencedor del Aconcagua Pablo Franke dio comienzo a un proyecto largamente elaborado: escalar el Volcán Tupungato. Era su propósito volver a transitar el itinerario que había trazado Matias Zurbriggen, el primer vencedor de hostil Volcán. Franke que iba solamente acompañado por un arriero llamado Soria, llego a una altitud de 5.100 m. desde donde este ultimo inicio el descenso con los mulares, hacia las profundidades del valle. donde habían instalado un confortable campo base a orillas de una fresca y húmeda vega. Durante tres días, conforme lo convenido previamente, espero Soria el regreso del andinista sin que ello ocurriera, por lo que opto finalmente, por regresar a Punta de Vacas en procura de auxilio para el infortunado escalador. No obstante las numerosas expediciones que visitaron posteriormente la montaña por sus dos vertientes jamás se encontró resto alguno del solitario andinista. Este lamentable acontecimiento despertó un especial interés por la recóndita montaña mendocina, hacia la cual se dirigieron en los años sucesivos, numerosos grupos de andinistas dando así comienzo a lo que podría ser denominado como el "Periodo de oro" del montañismo mendocino.

En la década del 40 al 50

Nuestros asociados desarrollan una importante tarea de exploración, reconocimiento y ascensiones, a casi todos los macizos montañosos de Mendoza bautizando con nombres numerosos cerros vírgenes. Desde el Tambillo y Aconcagua, en su extremo noroeste, hasta el abrupto Campanario del Pehuenche. Sus colores han sido depositados también en las cimas y laderas más destacadas de Los Andes argentinos, como el Nevado del Chañi, en Jujuy; Ojos del Salado en Catamarca; Bonete y Famatina en La Rioja; Mercedario en San Juan; Domuyo y Lanin en Neuquén; Tronador en Rio Negro y prosiguiendo luego por destacadas montañas patagónicas hasta Tierra del Fuego, con su elegante Monte Olivia y culminando con varias expediciones a la Antártida Argentina, donde socios del Club han concurrido invitados por la Fuerza Aérea. En el am-bito internacional sus montañeses han logrado importantes actuaciones en los montes de Bolivia, Chile, Perú, Alpes Franceses, Italianos y Suizos, y hasta en el lejano Himalaya sobre los cerros Dhaulagiri, Everest y Manaslu en donde si bien no se lograron las cumbres, los socios del C.A.M. han tenido una destacadísima actuación".

Festejo de los 70 años del CAM. Foto: Colección Patricia Garis

Fernando Belinaud, ya fallecido, fue un instructor del CAM querido por todos. Foto: Colección Patricia Garis

El Esquí

Podemos afirmar que el esquí deportivo civil en Mendoza tuvo origen en el C.A.M. habiendo sido muchos de sus miembros los primeros reconocedores de las actuales pistas de Vallecitos, Penitentes y Las Leñas. Pero aquí ocurre un hecho importante de destacar: en una asamblea realizada en el año 51, los andinistas ganan a los esquiadores por 4 votos la prioridad de que el Club Andinista es para andinistas; se produce una importante deserción de socios y se funda el Esquí Club Mendoza y a partir de ese momento nunca se llevaron mejor andinistas y esquiadores, cada uno en su club, pero hay que destacar que los andinistas deben conocer y practicar el esquí de travesía.

La década del 60 al 70

Son periodos de reiteración de ascensiones y también es una época de transición. El alpinismo internacional comienza a dejar de ser "de conquista" para transformarse en deportivo. Con la conquista de las más altas montañas de la Tierra y también con la superación de las paredes mas difíciles queda demostrado que la tecnología permite superar cualquier dificultad y el hombre que se vale de ella, ilimitadamente, puede llegar a cualquier parte. Las cumbres por si mismas, dejan de ser un atractivo suficiente y se piensa en seguir itinerarios cada vez mas difíciles y acrobático. Comienza la era del andinismo extremo. La técnica de escalada en roca, hielo y terreno mixto se hace insustituible. Esto implica la necesidad de deportistas entrenados y capacitados técnicamente y provistos de una concepción deportiva del andinismo.

"En la mencionada década del 60 un reducido grupo de escaladores del C.A.M. logran importantes escaladas deportivas: segunda ascensión de la pared este del cerro Vallecitos 5.700 m. primera escalada de la faz este del cerro Tolosa 5.400 m. La semilla del andinismo deportivo comienza a germinar en Mendoza capitalizando el C.A.M. este desarrollo.

En los primeros años de la década del 70, además de continuar el C.A.M. sus ascensiones tradicionales y exploración de montañas lejanas, se asiste a un muy marcado desarrollo del "andinismo deportivo"; se logran más de veinte primeras escaladas en paredes de montañas de cinco y seis mil metros, además de numerosas escaladas de paredes de montañas de tres y cuatro mil metros.

Los instructores de la Escuela de Motaña del CAM en el Cerro El Plata. Foto: Colección Patricia Garis

Robello y Horacio Cunietti, los profesores encargados de las salidas del CAM. Foto: Colección Patricia Garis

Intructores y al medio Javier, vice presidente y coordinador de las salidas a montaña y la Escuela de Montaña.
Foto: Colección Patricia Garis

Crisis

Pero aquí ocurre un hecho curioso en nuestra institución, después de 25 o 30 años de actividad, los socios viejos comienzan a retirarse. Pasando a la categoría de vitalicios; llegamos al año 78 con una Comisión Directiva en que habían caducado en su mandato, todos los miembros de la misma, el CAM comienza a tener problemas financieros, existe una orden de remate contra el edificio del club por parte de la Municipalidad por falta de pago de los servicios y algunos inconvenientes mas, pero este fenómeno no es achacable a la ultima Comisión Directiva, lo que pasaba es que faltaba toda una generación intermedia entre los viejos y los jóvenes y por supuesto el club comenzaba a ser un reflejo de las dificultades que vive el país en esos momentos.

El cambio

Esa señal, (una seria roja para todos nosotros) dio paso a una serie de reuniones entre los veteranos con una sola consigna: hay que apoyar al club! y a mediados del 79 se renueva totalmente la CD. quedando formada por veteranos y jóvenes, una CD. dinámica y trabajadora, que por supuesto en el primer año tuvo muchos inconvenientes, uno de ellos, de 350 activos se dieron de baja 200 por morosos (algunos desde hacía 8 años atrás); la Pena de Veteranos del C.A.M. organiza 2 rifas y con ese dinero se termino inmediatamente la planta alta del edificio, realizando también trabajos totales de pintura y terminación. Saneadas las finanzas del Club y terminada la sede propia, se comienza a trabajar y apoyar la parte deportiva. En la temporada del 79 al 80 se logran solo 4 cumbres de alta montana.

Ejercicio de Rescate en Base Condor. Foto: Colección Patricia Garis

Escuela de Montaña del CAM en Villa Las Cuevas. Foto: Colección Patricia Garis

Escuela de Escalada en Roca realizando prácticas en Arenales, Mendoza. Foto: Colección Patricia Garis

Del 80 al 85

Del 80 al 81, 25 cumbres. Nuestros jóvenes se comienzan a entrenar intensamente. En el verano 82/83 una fuerte expedición del CAM llega muy cerca de la cumbre del Aconcagua a través de la temible pared Sur 3.000 m. de altura. Un gran temporal de nieve determina la retirada cuando el éxito estaba al alcance de la mano. También en esa temporada el Club realiza la primera expedición mendocina a la Patagonia Austral, se llega a pocos cientos de metros de la cumbre del Cerro Fitz Roy debiendo abandonar por las malas condiciones del tiempo. En el marco de esta expedición se logra la cima de la Aguja Guillaumet, altivo monolito hollado en muy pocas oportunidades. Las dos expediciones fueron apoyadas económicamente por el C.A.M., pero queda demostrada una cosa, los escaladores del CAM están técnicamente preparados a nivel mundial y lo prueba que un socio nuestro, obtiene por primera vez para el CAM conjuntamente con otros 4 andinistas de la Republica Argentina el título de Profesor Nacional de Escalada, otorgado por la FASA y avalado por la UIIA. En esa temporada también se hacen más de 50 cumbres de alta montaña, cientos y cientos de cerros de precordillera y media montaña (con esas 50 cumbres de acuerdo al informe de FASA, el CAM duplica la suma de actividades de todos los demás clubes de la Republica Argentina en conjunto). A todo esto, también en estos últimos cuatro años se vuelven a organizar excursiones de precordillera que hacia años que no se realizaban, las cuales vuelven a tener el mismo éxito de hacia 30 años atrás. En algunos casos participan más de 80 personas y había domingos que entre la gente que estaba escalando la salida de precordillera, y otros socios con la Escuela Técnica trepando en Vallecitos, sumaban más de 200 personas del CAM en los cerros mendocinos. Llegamos por fin a la temporada 83-84, nuestros socios subieron montañas de Bolivia a Ushuaia, se contabilizan en esa temporada más de 320 ascensiones de alta montaña la CD. determina entregar diplomas de ascensión solamente por cerros mayores de 6.000 m. y yo personalmente entregue 51 diplomas de más de 6.000 m. En esta temporada la Escuela Técnica de Montaña termina el curso organizando una expedición al Portillo Argentino donde son ascendidos el Cerro Marmolejo (segunda ascensión después de 15 anos) y el Negro Pabellón en una tercera expedición encontrando comprobantes de una expedición japonesa de 20 años atrás, estos dos cerros (de más de 6.000 m. de altura) son trepados por 7 noveles andinistas, cada uno con sus instructores, jóvenes que solamente 10 meses atrás vinieron por un curso de andinismo, culminan el mismo con dos ascensiones de resonancia. Esto habla bien a las claras de la alta capacidad de nuestra escuela técnica de montana. Pero en este año 84 nos encontramos con otra sorpresa, al iniciar el curso en nuestra escuela se habían anotado 80 alumnos, algo que nunca antes había ocurrido, eso rebaso todos nuestros cálculos y nos quedaba chico el salón para dictar las clases. La CD. acostumbrada a trabaja con dinamismo y con los ingresos que habían dejado los propios alumnos, en forma inmediata comenzamos a voltear paredes y ampliar nuestro edificio recién terminado, techamos un patio descubierto y ampliamos el salón de la planta alta en 40 mts. mas, ahora tenemos un salón para actos y dictado de cursos para aproximadamente 150 personas.

Senderismo en Confluencia. El senderismo es una actividad deportiva no competitiva para todos, tenemos senderistas de 6 años y de 75, implementada en Mendoza por el CAM. Foto: Colección Patricia Garis

Familia De Rosas, tres generaciones de socios, el padre ha sido presidente del club. Foto: Colección Patricia Garis


Personajes Destacados del CAM

Nicolás Plantamura, cuarto presidente del CAM

En 1934 fue el primer argentino en la cumbre del Aconcagua, ascendiendo con franceses e italianos
Previo a ello, suben el Tolosa y el Almacenes.

La prensa mendocina ignoraba casi no los recogió y la población en general los ignoró, porque eran solo “algunos gringos locos que buscaban la muerte en las alturas”

La desaparición de Hank Stepaneck, convertida en un caso policial, inició una curiosidad popular sobre estos temas.

En cambio por ser Plantamura el primer argentino en la cumbre del Aconcagua, despertó un particular entusiasmo, sobre todo cuando desde la cumbre del Aconcagua, y pocas horas después, una cordada polaca hace cumbre desde la recién inaugurada ruta del Glaciar de los Polacos.

José Luis Fonrouge, escalador argentino, Perú 1968.

Nicolas Plantamura, 1965

 

Pablo Franke

Era alemán y de oficio peluquero.

Tiene el la hazaña muy conocida de alcanzar la cumbre del Aconcagua tres veces durante la Expedición del CAM de 1940.
Personaje solitario, que intentando el Volcán Tupungato, nunca más se lo vio.

Hay una cumbre en Vallecitos (tradicional 5000 pero que en realidad tiene 4800 msnm) que lleva su nombre.

Juan Jorge Link y Adrienne Bance. (Matrimonio Link)

Era de origen alemán, hijo d un conocido guía.
Hizo ascensiones en Chamonix, Wallisy otros importantes lugares europeos

Hicieron cumbre cuatro veces en el Aconcagua

En 1940 hicieron la Expedición CAM con rotundo éxito, instalando a 5300 m un refugio desarmable que actualmente no existe.
Adrienne fue la primera mujer con dos cumbre entre 1940 y 1944.

Los cuerpos de Adrienne y Juan Jorge están en el Cementerio de los Andinistas en Puente del Inca.

María Canals Frau

Su tierra natal era Catalunya (así como otros andinistas clásicos de aquellos años: Wenceslao Clerch y Augusto Vallmitjana, en Bariloche; Joan Corominas, en Mendoza) y se la conoce como “La novia Helada del Aconcagua” que llega a la cima con su novio y fallece en los brazos de él al descender.

Un refugio del CAM en Vallecitos y un Cerro reciben su nombre.

Revista del Club Andinista Mendoza Nuestras Montañas de 1950 donde en su tapa sale Maria Canals Frau
quien habia fallecido ese año. Foto: Archivo del CCAM

Francisco Ibáñez

De origen sanjuanino, militar argentino. Visionario, inquieto y vanguardista.
Presenta un gran número de cerros, expediciones y primeras cumbres.

Es conocido por concebir y concretar la primera expedición argentina al Dhaulagiri en Nepal
Por congelamiento de sus pies, muere en Katmandú.

Llevan hoy su nombre una cima de más de 5600 m, cerca del Aconcagua.
Escuelas, calles, regimientos del Ejercito hoy llevan su nombre.

Cumbre Nievero Grajales, Francisco Ibañez y su esposa. Foto: Archivo del CCAM

Alfredo Magnani

Abogado, escritor, cartógrafo

Hizo cumbre en el Aconcagua siendo adolescente y guiando gente mayor. Es el primer argentino en pernoctar a más de 8000 m cuando integraba la 1° Expedición al Himalaya con el Tte. Fco. Ibáñez.

El Centro de Visitantes del Parque Aconcagua lleva su nombre.

Gerardo Watzl y Mario Califano al regreso de la ascención al Cerro Tronador en el Refugio Frey en 1955, Río Negro. Foto: Colección Mario Califano

Francisco Ibañez y Alfredo Magnani, cabalgando en Uspallata, Mendoza. Foto: Archivo del CCAM

Graciela Popi Spagnuoli

Nacida en Bahía Blanca, montañista y guía de alta montaña, en junio del 2004 junto a su marido se convierte en la primera mujer en la cumbre del Aconcagua en invierno.

Popi Spagnuoli. Primer mujer en llegar a la cumbre del Aconcagua en Invernal. Foto: Colección Patricia Garis

Gonzalo Dell Agnola en el Aconcagua en Invernal. Foto: Colección Patricia Garis

Horacio Cunietti, profesor de la escuela de montaña delCAM que ha escalado en todo el mundo. Aquí en la cumbre del Everest. Foto: Colección Patricia Garis


Bibliografía del Archivo del Centro Cultural Argentino de Montaña:

- Revista Nuestras Montañas Nro 1 de 1943.
- Revista Nuestras Montañas del CAM de 1950.
- Revista Nuestras Montañas del CAM de 1982.
-
Libro de Oro del 50 Aniversario del CAM de 1985.
- Club Andinista Mendoza, Tomo 1 dede 1935 a 1960. Autor: Alfredo Magnani publicado en 2011.


Notas Relacionadas:

- Donación del Club Andinista Mendoza al Centro Cultural Argentino de Montaña

- Biografía de Nicolás Plantamura

- Biografía del Teniente Francisco Gerónimo Ibáñez

- Biografía y Homenaje a Bernardo Rázquin



Área Restauración Fotográfica del CCAM:
Natalia Fernández Juárez


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA