Inicio
Quienes Somos
Links
Contáctenos
Publicaciones
Boletines
Noticias de Actualidad
Arte y Cultura
Relatos de Viajes y Expediciones
Antropología y Arqueología
Historia del Montañismo
Entrenamiento y Tecnica
Espeleología
Museo Virtual de Historia del Montañismo
Videoteca
Libros y Música
 
- HISTORIA DEL MONTAÑISMO -



La Guglia Di Brenta, (2877 msnm), Alpes Dolomíticos, Italia
La perla de los dolomitas

- por Marcelo Lisnovsky -

Ubicacion de la Guglia di Brenta.La naturaleza sembró maravillas en los Dolomitas: una de éstas es la extraordinaria cadena de los Sfúlmini en el Grupo del Brenta. La Perla de esta selva rocosa es la Guglia de Brenta, cuyo verdadero nombre es Campanile Basso. En medio de un escenario que deja estupefacto a cualquiera, la aguja se alza como un monolito, armonioso en sus líneas e imponente por su altura.

Los mejores escaladores de distintas naciones compitieron para conquistar la Guglia, puesto que ésta permanecía todavía invicta cuando ya casi todas las demás torres dolomíticas habían sido holladas.
El 10 de Agosto de 1897, el hábil escalador de Trento Carlo Garbari, con los guias A. Tavernaro y Nino Pooli, realizó la primera tentativa seria. Este último superó la lisa pared, llegando quince metros por debajo de la cumbre, que estaba al alcance de la mano; la cordada, sin embargo, tuvo que rendirse ante las dificultades que presentaba el último trecho.
El Campanile Basso se les había resistido, pero los tres hubieran triunfado si se hubieran desviado ligeramente desde donde estaban, porque la pared no era tan inaccesible como ellos creían. La Guglia fue conquistada por el doctor Otto Ampferer y Karl Berger de Innsbruck, ambos expertos escaladores, cuya fama se consolidó después de su primera ascensión a las Torres del Sella.

El 16 de Agosto de 1899 salieron de Molveno y, junto con Melzer y Hammer, se encaminaron hacia el Refugio Tosa, llevando como estandarte una vara de madera provista de ganchos de hierro. No era el asta de una bandera, como creían los campesinos, sino una escalerilla para superar los pasos escabrosos... Escalaron la Guglia en dos cordadas, pero Melzer tuvo un accidente y se hirió el brazo. La vara les sirvió para bajarlo a la base, donde se quedó también Hammer. Ampferer y Berger volvieron a recorrer solos el camino de Garbari, descrito en algunas revistas; por debajo de la cúspide final descubrieron una tarjeta en la que el anterior escalador había escrito "¿Quién encontrará esta tarjeta? Le deseo mejor suerte". Pero tampoco sonrió esta a los dos alpinistas de Innsbruck. Sin embargo, examinaron a fondo la pared y encontraron un acceso, que se les había pasado por alto a Garbari y a Polli; que permitiría seguir adelante. Volvieron al Refugio Tosa porque ya era demasiado tarde, pero se sentían igualmente felices, pues por fin tenían el triunfo en sus manos.



Guglia di Brenta, Dolomitas, Italia.Guglia di Brenta, Dolomitas, Italia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 17 descansaron, y el 18 de Agosto de 1899 volvieron a ascender solos a la Guglia. Faltó poco para que la última pared, que Pooli no había podido alcanzar, fuera también fatal para ellos: Berger resbaló y cayó algunos metros, pero Ampferer, que lo aseguraba, logró sujetarle. Luego todo marchó bien, y una vez superado el último trecho expuesto, denominado en adelante "pared Ampferer", ambos llegaron finalmente a la cima.

Casi todos los famosos escaladores han querido confirmarse como tales en la Guglia. Rudolf Fehrmann, de Dresde, y Oliver Perry-Smith, de Filadelfia, abrieron en 1908 una nueva vía en la cara posterior. Paul Preuss trazó con mucha destreza un famoso itinerario en la pared Este. M. Armani y E. Gasperini, en 1934, escalaron la pared Norte; y el mismo Armani, con C. Fedrizzi, escaló la pared Sur.
Los virtuosos en técnica de roca, los acróbatas de 6º grado, realizaron allí empresas memorables. Emilio Comici, alpinista excepcional, escaló en 1937, la pared de Preuss, de 120 metros de altura, en 20 minutos. Tita Piaz, los hermanos Graffer, Luigi Scotoni, Hans Dulfer, Hans Steger con el Rey Alberto de Bélgica, Paula Wiesinger, Ernst Holzner, Bruno Detassis, Pino Fox, Marino Stenico, Hermann Buhl, Cesare Maestri, Werner Claus, son algunos de los nombres más destacados, unidos para siempre a la historia del Campanile Basso.

Cima Brenta alta (2960m), Dolomitas, Italia.En los últimos años fueron resueltos todos los posibles problemas de escalada en el excepcional obelisco. Los alpinistas P. Schubert y W. Klaus, de Munich, se enteraron de que todavía quedaba una arista por escalar: la arista sudoeste, recta y afilada como un cuchillo. En Julio de 1969 la atacaron, escalando desde la base directamente hasta la cima sin incidentes.

Quedaba todavía por conquistar la pared situada a la izquierda del diedro de Ferhmann; Cesare Maestri, apodado "la araña de los Dolomitas", se arriesgó a escalarlo; pero su primera tentativa fracasó. A los pocos días probó de nuevo con Ezio Alimonta, y al final también estas pared no tuvo más remedio que ceder. Tanto en las fisuras de la rampa como en el diedro y la chimenea, la roca es firme por doquier; y la exposición es tanta, que ya no se puede pedir más. Así es la Guglia di Brenta, este Campanile Basso: "el sueño de cualquier escaldor".

Bibliografía:

- En Paredes Extremas, de Walter Pause y Jürgen Winkler.
- Los Dolomitas, de Hermann Frass.
- Enciclopedia de Montaña, de Juan José Zorrilla.


Fuentes:
Foto 1: http://www.summitpost.org/mountain
Foto 2: http://www.panoramio.com/photo/76785
Foto 3: http://www.summitpost.org/mountain



 
Jefe de Proyecto: Ing.Natalia Fernández Juárez      Diseño/Desarrollo: Hernán Rafaele
Desarrollo: Luis Cribellati















TEL  +54.11.4861.1063  |   e-mail: info@culturademontania.com.ar


W W W . C U L T U R A D E M O N T A N I A . C O M . A R