Cerrar
Agosto 2013 – Revista Digital Nro 42
Biografía de Jacqueline Tavil de Watzl

Alumna en la escalada primero, luego compañera y esposa

José Herninio Hernández, Coronel (RE)
José Herninio Hernández
Coronel (RE)

- Por José Herminio Hernández, Coronel (RE) -


Restauración Fotográfica:
Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez


Nació el 27 de Julio de 1934 en Bruselas, Bélgica. Su madre, Louie era inglesa, nacida en Manchester y su padre, José Tavil, había nacido en Amberes, Bélgica.

El matrimonio se conoció en Inglaterra, en un ambiente de música de cámara, siendo la madre pianista y el padre violinista; así como los deportes unen a las personas, también lo hizo la música. Así fue que se casaron en el año 1925, y se fueron a vivir al continente, que en esos tiempos sonaba muy alejado de la vieja Inglaterra. En el año 1927, nació Denise, la hermana mayor de Jacqueline y en el año 1934, nació Jacqueline. Cuando contaba seis años, la Segunda Guerra Mundial era inminente, y la invasión a Bélgica, por parte de Alemania era casi un hecho. Su padre, con la esposa inglesa, no creía en los vecinos, que le imploraban dejar la casa y tratar de viajar a la Argentina, donde se encontraba toda la familia de él.

Jacqueline Tavil de Watzl

Nos comentaba Jacqueline:
Finalmente, en una fría mañana de mayo de 1940, decidieron guardar unas pocas pertenencias en la caja fuerte de la casa, juntar lo imprescindible para un viaje en auto a lo desconocido, cerrar la querida casa, puesta, con todo adentro, y largarnos los cuatro para nunca regresar. La meta era tratar de llegar a España, para embarcarse y tomar un barco hacia Buenos Aires. En el camino, surgieron las dificultades, típicas de la situación de las que se vivían en ese momento, documentos incompletos, los del auto que debería estar inscripto en el pasaporte, rutas cerradas, controles de todo tipo, escasez de alimentos, de combustible, en fin, todas las complicaciones que surgen de una situación de guerra. Finalmente, después de seis meses, logramos entrar a España, que salía de la Guerra Civil, donde tampoco había alimentos, y sí, una pobreza espantosa; posteriormente, logramos embarcarnos en el último barco, el Cabo de Hornos, que salía de Europa hacia el Nuevo Continente.

Jacqueline Watzl en Bariloche, escalando en el Cerro Lopez, Río Negro, verano de 1953

Jacqueline Watzl en Bariloche, escalando en el Cerro Lopez verano de 1953

Llegaron a Buenos Aires, donde los espera la familia paterna, la abuela, los tíos y primos. Jacqueline, estaba en edad escolar e ingresó en marzo de 1941, al Colegio Francés de Buenos Aires, donde cursó desde primer grado hasta el Bachillerato Francés, sin cambiar nunca de Colegio. Su título de Bachiller francés, fue reconocido en el año 1952, por la Universidad, pudiendo de esta manera ingresar directamente a la Escuela de Kinesiología de la Facultad de Medicina, sin examen de ingreso, ganando de esta manera un año. Se recibió de kinesióloga, en mayo de 1956, cursando el último año libre. Ese mismo año, fue declarada en Argentina, una epidemia de poliomielitis, y Jacqueline, como Kinesióloga recién recibida, se postuló para un curso de tres meses en el Instituto Nacional de Rehabilitación del Lisiado, donde luego de tres años, fue nombrada jefa de Kinesiología, trabajando en dicha institución por el término de diecinueve años.

Gerardo y Jacqueline Watzl en la escuela de Otto Meiling, Bariloche, Río Negro, invierno de 1953

Gerardo y Jacqueline Watzl en la escuela de Otto Meiling, Bariloche invierno de 1953


Jacqueline Watzl en la escuela de Otto Meiling, Bariloche, Río Negro, invierno de 1953

Jacqueline Watzl en la escuela de Otto Meiling, Bariloche invierno de 1953

Jacqueline en el curso de ski en el cerro catedral, 1952

En enero de 1952, Jacqueline, que pertenecía a un grupo de Scouts francés (Guides de France)  de Buenos Aires, se unió a una salida al Sur de nuestro país, durante un mes. Desde Bariloche, caminaron hasta Pampa Linda, aproximadamente noventa kilómetros, en etapas. Desde Bariloche hacia el Lago Gutiérrez, luego cruzando entre el Lago Gutiérrez y el Mascardi, subiendo hacia la Laguna Llum, por una precaria picada y bajando hacia la orilla del Lago Mascardi, desde donde las vinieron a buscar en lancha, pues no había picada hacia el final del Lago Mascardi. 

En estas marchas con mochilas demasiado cargadas para principiantes, sin comer adecuadamente, Jacqueline, nos comentaba, me jure nunca más haría excursiones tan agotadoras... pero estos malos momentos se olvidaron luego, al haber podido superar todas las etapas y tener la satisfacción de poder realizarlo, pese de las penurias sufridas.

Utilización de la tecnica de 12 puntas en un Curso de Escalada en hielo dictado en 1958.

Jacqueline Tavil Watzl en un curso de escalada en el Cerro Tolosa de 1952. Le da seguro el Sargento Paniagua

Jacqueline Watzl en Bariloche, Río Negro, verano de 1955

Jacqueline Watzl en Bariloche, verano de 1955

Llegando a Pampa Linda, subió Jacqueline, con tres integrantes del grupo, al viejo refugio del Tronador. Con el guía Otto Meiling, desde allí, salieron de noche, con luna llena y eclipse de luna, para emprender el cruce hacia el Refugio Righi. En su libreta de guía, nos comentaba Vojko Arko, cuando escribía sobre Otto Meiling, en los años 1952 y 1956, Otto, encontró clientes nuevos, entre ellos la familia Tavil. Jaqueline Tavil, más tarde se convertiría esposa de Gerardo Watzl, quien trabajó unos meses con Otto Meiling.

En el mes de julio de 1952, el Centro Andino de Buenos Aires (CABA), organizó un curso de esquí, en San Carlos de Bariloche, dirigido por Gerardo Watzl. Una semana antes de partir el grupo en tren, le preguntan al organizador si acepta agregar a una alumna más al curso, contestando que sí, ya que una más o una menos, no haría diferencia.

Jacqueline Watzl con su perro Wumba 1956

Jacqueline Watzl con su perro Wumba 1956

Fue allí, en esas interminables cuarenta y seis horas de viaje en tren, que se entabla un romance entre Jacqueline de diecisiete años y Gerardo Watzl, de treinta, que culminó con su casamiento, en noviembre de 1956. El curso de esquí se desarrolló positivamente, logrando todo el grupo bajar esquiando aceptablemente el cerro Catedral. También hubo pequeñas excursiones o travesía en esquí, fomentando de esta manera aún más, el entusiasmo por las montañas.

En enero de 1953, el grupo de Scouts organizó otra salida al Sur, desde Buenos Aires en tren, hasta ingeniero Jacobacci, y desde allí, siguiendo otras diez horas en tren de trocha angosta, sin calefacción hacia Esquel. Desde esta ciudad, los llevaron en un camión, hacia los Lagos 1, 2 y 3, que lamentablemente, no existen más en la actualidad, al haberse construido la gran represa de Futaleufú, que los abarcó. Caminaron en toda esa zona, acampando  y conociendo la hermosa región sureña. Luego, recorrieron el Lago Futalaufquen, el Lago Menéndez, el Río Arrayanes, el Lago Verde, y todas las bellezas aledañas.  Desde Esquel, fueron al Bolsón, otra localidad situada entre Bariloche y Esquel, en donde tomaron una lancha hacia el otro extremo del Lago Puelo, y de allí, se dirigieron a la zona del Esperanza Norte, pero debido a unas tardías nevadas, no pudieron concretar la escalada que deseaban realizar.

Jacqueline y Gerardo Watzl 1956. La campera que el esta utilizando es la que usaron los integrantes en la 1º Expedicion Argentina al Himalaya

Jacqueline y Gerardo Watzl 1956.
Chaleco de lana que el esta utilizando es la que usaron los integrantes en la 1º Expedicion Argentina al Himalaya

Al terminar la salida con las Scouts, Jacqueline, se quedó en Bariloche para reunirse con Gerardo Watzl y efectuar en febrero de 1953, sus primeras escaladas en roca, en la pared de la Torre Principal del Catedral y la pared frontal de la Lührs en el cerro López, todas con éxito. Luego ambos se dirigieron al Tronador, para escalar el Pico Argentino.

En enero de 1954, participó de un curso de hielo, organizado por el Centro Andino Buenos Aires y dirigido, por Gerardo Watzl, en el cerro Tolosa, en la cordillera Central de los Andes, en Mendoza. Logró adquirir allí, la técnica de escalada en hielo.

Al regreso, colaboró con la preparación de los equipos para la Primera Expedición Argentina al Himalaya, al Monte Dhaulaghiri, estibando y ordenando cada uno de los cajones, con los distintos elementos.

Jacqueline Watzl en Dinamarca 1966

Jacqueline Watzl en Dinamarca 1966

Jacqueline Tavil escalando en el Cerro Catedral, 1953

En el mes de febrero de 1954, efectuó la travesía desde la base del cerro Catedral con Werner Diem, subiendo hacia el filo (como era día Lunes, día de service del Cable Carril) tuvieron que subir a pie, y desde allí, por el valle del Rucaco hasta el Refugio  Jakob y retornando luego, a Bariloche.

Entre los años 1956 y 1960, realizó ascensiones en la región de San Carlos de Bariloche con su marido, Gerardo, efectuando la ascensión a la Torre Principal del Catedral por tercera vez e intentando escalar el Pico Principal del Tronador.

En enero de 1961, fue invitada junto con Gerardo, a integrar una expedición arqueológica al Llullaillaco, organizada por Mathias Rebitsch; Gerardo y Jacqueline, llegaron a 6.600 metros de altura, donde esperaron a su compañero Luis Vigl,  quien culminó el ascenso a dicho cerro. En ese punto, donde esperaron, era como una plataforma, donde, años más tarde, fueron encontradas  las momias del mencionado cerro, cuyos sacrificios incaicos, fueron develados, por una expedición científica.

Jacqueline Watzl en uno de los campamentos de la Expedición arqueológica austríaca-argentina al Llullaillaco, Salta, 1961

Jacqueline Watzl en uno de los campamentos de la
Expedición Arqueológica austríaca-argentina al Llullaillaco, 1961


Jacqueline Watzl en uno de los campamentos de la Expedición Arqueológica austríaca-argentina al Llullaillaco, Salta, 1961

Jacqueline Watzl en uno de los campamentos de la
Expedición Arqueológica austríaca-argentina al Llullaillaco, 1961

En el mes de junio de 1962, viajaron en auto desde Buenos Aires hasta la Cordillera Blanca del Perú. Allí, escalaron el Palcaraju Chico.

En el año 1963, viajaron a Europa, visitando a Eric Shipton, de la Royal Geographic Society, en Londres. En Austria, efectuaron ascensiones  en el Tirol, en el ámbito del macizo Kaiser.

En el año 1965,  por segunda vez viajaron a Perú, en una camioneta, con Luis Vigl, intentando el Siulà Chico, a cuya cima llegó Vigl.

En el año 1966, viajó a Dinamarca, con una beca de la OMS, a un curso de tres meses, en Copenhague. Se relacionó con el Club de Montaña de Copenhague, los cuales, efectuaban prácticas de escalada  los fines de semana, en unos acantilados en la costa de Suecia, Kullen.

Jacqueline Watzl, 1970

Jacqueline Watzl, 1970

En el año 1967, por tercera vez, realizaron una expedición a Perú, en camioneta desde Buenos Aires con José Luis Fonrouge, en cuya expedición, José Luis, coronó la cima del Huandoy.

En enero de 1979, el matrimonio recorrió Sudáfrica, visitando desde Durban, a los Montes Drakenberg. En el mes de mayo de 1979, viajaron a Alaska, desde Florida en la costa Este, ida y vuelta en auto durante tres meses. Atravesaron los EEUU visitando centros de esquí, tales como Banff, Jasper, llegando a Fairbanks, siguiendo hasta Homer, en la Península de Kenai, y regresando por otra ruta hasta Prince Rupert, embarcándose luego, a la Isla Vancouver y cruzando luego, desde Victoria a Vancouver. Desde allí, por las Montañas Rocallosas, cruzando el Glacier Park Canadiense y luego, el Glaciar Park americano. De vuelta bordeando el Pacífico hacia el Sur, hasta a Los Ángeles y desde allí, atravesando de nuevo los EEUU,  hasta La Florida.

Jacqueline Watzl durante una reunión con amigas en su casa, 2008

Jacqueline Watzl durante una reunión con amigas en su casa, 2008

En el mes mayo de 1980, efectuó, con su marido, otro largo viaje, comenzando en Sudáfrica, luego, Kenia, siguiendo por las Islas Seychelles, Sri Lanka, India y de allí, a Nepal. Desde Katmandú, organizaron su propia expedición, para  visitar a la Expedición Argentina al Dhaulagiri, conducida por el bahíense Mario Serrano. Viajaron en ómnibus hasta Pokhara y desde allí, a pie unos doscientos kilómetros hasta el campamento base, en diez días. Permanecieron en el campamento base que se encuentra a 5800 metros, durante diez días más, retornando los doscientos kilómetros en solo siete días por otro camino distinto al de ida, por Karkineta hasta Pokhara. A la vuelta, volaron desde Katmandú a Tailandia, de allí a Japón, visitando el Fuji Yama, continuando a Hawai; luego Los Ángeles y posteriormente regresando a la Argentina.

Desde el año 1952, hasta aproximadamente, el año 1994, todos los inviernos en que estuvieron en la Argentina, fueron a esquiar a Bariloche, y luego, desde que se inauguró,  el complejo de esquí de  Las Leñas, lo hicieron en este lugar. Es además, una gran deportista, que actualmente, alterna horas semanales de gimnasia y tenis.

Jacqueline Watzl junto a su hermana en Suiza, 2010

Jacqueline Watzl junto a su hermana en Suiza, 2010

Jacqueline Watzl junto a su hermana en Suiza, 2010

Jacqueline Watzl junto a su hermana en Suiza, 2010

Jacqueline Watzl junto a su hermana en Suiza, 2010

Jacqueline Watzl caminando hacia el Matterhorn, Mayo 2010

Jacqueline Watzl junto a su hermana en Suiza, 2010

Jacqueline Watzl y al fondo la pared norte del Eiger, 2011

Jacqueline Watzl junto a su hermana en Suiza, 2010

Jacqueline Watzl caminando hacia el Matterhorn Mayo 2010


Notas Relacionadas:

- Biografía de Gerardo Watzl. El Europeo que cambio la escalada en Hielo en la Argentina

- Santuarios Indígenas en las Altas Cumbres en la Puna de Atacama.
   Primeras expediciones Arqueológicas de Alta Montaña en la Argentina Primera Parte

- Santuarios Indígenas en las Altas Cumbres en la Puna de Atacama.
   Primeras expediciones Arqueológicas de Alta Montaña en la Argentina Segunda Parte

Bibliografía del Archivo del Centro Cultural Argentino de Montaña:


- Enciclopedia Incompleta de Montaña


Área Restauración Fotográfica del CCAM:
Natalia Fernández Juárez


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA