Cerrar
Mayo 2010 – Revista Digital Nro 24
Los Gigantes en la década del 80

En la provincia de Córdoba se encuentra uno de los centros de paredes escuela de escalada en roca más importante de Argentina, esta era la visión en el año 1984

- Por Jorge González -


Restauración Fotográfica:
Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez

 

Para una numerosa legión de domadores de cumbres, el camino de la escalada en roca “expresión más pura del andinismo” se inició en Los Gigantes. Es que estas serranías, con sus paredones de firme granito, presentan notables posibilidades para quienes quieran abordar las actividades propias de la montaña.

No persigo el propósito de explayarme sobre conceptos técnicos. Por el contrario, las consideraciones que vuelco están orientadas a describir el comportamiento general de las principales rutas del frente oeste del Cerro de la Cruz, por lo cual adjunto un gráfico con la graduación de dificultades en base a la escala de Wezelbach.

Ubicación de Los Gigantes, Provincia de Córdoba, Argentina

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984. Los Gigantes, resumen en sus paredes las variadas exigencias de la escalada en roca. Resulta por ello un sitio ideal para el aprendizaje

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984
Los Gigantes, resumen en sus paredes las variadas exigencias de la escalada en roca.
Resulta por ello un sitio ideal para el aprendizaje

Sí, por su naturaleza, la escalada de roca es la expresión más pura del andinismo, en Los Gigantes encuentra una bellísima posibilidad de manifestarse. Tanto por el marco espléndido del paisaje como por la nobleza de su granito de excelente consistencia. Y este aspecto habla de una característica de obligada mención: a la dificultad que se enfrenta no hay que agregar el problema objetivo que plantea una roca fácilmente desgranable. En este sentido, los cursos básicos que se organizan en Los Gigantes tienen la tranquilidad de que los iniciados no sufrirán desprendimientos de bloques o de los minúsculos agarres de la roca. Es decir que, evaluados otros aspectos por quienes tienen más experiencia, los novatos pueden sentirse tranquilos y confiados por lo que a la roca se refiere.

En general, el granito presenta un comportamiento externo típico. Se presenta en cubos o diedros de grandes dimensiones y en placas lisas o lajas de filos cortantes y agudos.

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984 Curso de escalada en Roca

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984. Curso de escalada en Roca

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984 Las palestras graníticas de Los Gigantes exhiben una notable consistencia, lo cual las dota de mía particular seguridad. En consecuencia, no poseen otra dificultad que la propia de la escalada en roca, por lo que son transitadas tanto por expertos como por novatos

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984
Las palestras graníticas de Los Gigantes exhiben una notable consistencia, lo cual las dota de mía particular seguridad.
En consecuencia, no poseen otra dificultad que la propia de la escalada en roca, por lo que son transitadas
tanto por expertos como por novatos

Encontramos una verticalidad considerable y en términos de escalada, una fuerte exposición en la mayoría de las rutas. En estos aspectos se basan nuevas conclusiones: estando al pie de la pared, es posible evaluar con bastante exactitud la ruta a escalar; esto es, todo cuanto se refiera a los largos de cuerda y al equipo que se necesitará para la ascensión.

La fuerte exposición y verticalidad nos hablan de que los relevos serán hechos en plataformas de poco espacio; en las que hay que maniobrar lenta y cuidadosamente. Puede producirse una caída de varios metros, y de allí que los puntos intermedios de seguridad sean fundamentales.

Es posible también que la caída no provoque consecuencias importantes, ya que la ausencia de balcones o terrazas evita los golpes escalonados antes de la tensión de la soga; empero, los roces con la pared producen heridas como "mordiscos", bastante molestas.

La técnica que aquí se requiere es la clásica; no exige gran esfuerzo de brazos, ya que no es característica la presencia de pasos extraplomados. En general, este tipo de paredes pueden obligar al uso de la técnica de artificial aunque, cada vez más, los límites de lo superable con la técnica libre se han ampliado, y las livianas y rápidas zapatillas de escalada actuales han contribuido a ello.

Mapa de las rutas clásicas en el Cerro de la Cruz, Los Gigantes Córdoba, 1984

Mapa de las rutas clásicas en el Cerro de la Cruz, Los Gigantes Córdoba, 1984

Mapa de las Sendas de Los Gigantes, Córdoba. Club Andino Córdoba

Mapa de las Sendas de Los Gigantes, Córdoba. Club Andino Córdoba

La confiabilidad que merece la roca nos garantiza rapelles seguros desde clavos bien instalados. También son confiables los seguros naturales. Es tradicional, de todos modos, que el descenso se realice por el llamado "camino de las viejas", así nombrado seguramente en menosprecio de su dificultad. Es que realmente no la tiene. Sin embargo, yo no dejaría de sugerir cuidado cuando la roca está mojada o cuando se baja con la cuerda a la espalda, momento en el que un anillo desprendido puede ser causa de un serio golpe.

En cuanto a las rutas equipadas, y a pesar de que en su mayoría presentan clavos conservados en buen estado, es conveniente no confiar totalmente en ellos. En primer lugar, entonces, habrá que probar su firmeza y, si es necesario, se deberán reemplazar. Sufren aún más los coordines y cintas expuestos a la intemperie, por lo que con ellos deben extremarse las precauciones. Es sabido que en la ruta Ideal, las cuñas de madera llevan muchos años sufriendo los embates del clima, y hay que desestimar su uso.

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984. La técnica requerida para el ascenso al Cerro de la Cruz es la clásica

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984
La técnica requerida para el ascenso al Cerro de la Cruz es la clásica. No exige gran esfuerzo de brazos
al carecer de pasos extraplomados. A veces obliga al empleo de medios artificiales aunque,
con los últimos adelantos, se torna más factible el uso de la técnica libre. Verdaderamente, está al alcance de todos

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984

Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984

El frente del Cerro de la Cruz no presenta un granito muy fisurado, y alguna mancha blanca puede denotar un desprendimiento o más o menos reciente. Las chimeneas, en general, son de bordes alisados y de dificultosa progresión, con bajas temperaturas, la roca es extremadamente fría y no es raro encontrar hilos de agua por los canales anchos de la pared o chimeneas que, de ese modo, se hacen más difíciles de superar.

Del mismo modo exige precaución la capa musgosa que tapiza algunas rocas, más aún cuando las moja la lluvia. Las rutas pueden promediarse entre un -IV y V grado de dificultad, lo cual nos alerta sobre la exigencia de la pared y nos recuerda que siempre debemos encarar una dificultad que esté a la altura de nuestras posibilidades.

Escalada en Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984

Escalada en Los Gigantes, Cerro de la Cruz Córdoba, 1984

Afiche de Córdoba Turismo - Cerro de la Cruz - Los Gigantes - Ruta Directisima del Techo.
Arriba Jorge Yuyos Tarditti y Eduardo Poly Tarditti. Foto: Facebook de Alberto Santiago Tarditti

Los Gigantes, Córdoba. Foto: Facebook de Claudia Alejandra Rodriguez

Los Gigantes, Enero de 2011. Foto: Facebook de Xavier Galiza


Bibliografía del Archivo del Centro Cultural Argentino de Montaña:

- Revista "Aire y Sol", Junio 1984


Área Restauración Fotográfica del CCAM: Natalia Fernández Juárez


Notas Relacionadas:

- Se limpiará la mina de uranio, en la zona de Los Gigantes

- Experimentando la escalada en distintos tipos de roca

- Experiencias y reflexiones en la actividad de montaña. Abril del 2006

- Además de Los Gigantes. Reportaje a Duilio Schinner

- Andinismo, trepadores de Montañas

- Comienzos de la Escalada Deportiva en la Argentina

 

 

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA