Cerrar
Marzo 2015 – Revista Digital Nº 23
Ascensión al Pico General Belgrano, el Gran Riojano

Una expedición de andinistas riojanos partían en marzo de 1988 a realizar la aventura en los Nevados de Famatina, Provincia de La Rioja

- Por Jorge Adrian Peralta -


Restauración Fotográfica:
Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez

En una importante expedición, socios del Novel Club Andino y Campamento La Rioja, ascendieron al pico General Belgrano, de 6097 metros. Una de las cumbres del Famatima.

Integrantes: Adrián Peralta (31), Raúl Guerrero (20) y Daniel Peralta (17).

En la cumbre del Pico General Belgrano a 6.107 metros

En la cumbre del Pico General Belgrano a 6.107 metros

Mapa de ubicación del Pico General Belgrano, Provincia de La Rioja, Argentina
 
Mapa de ubicación del Pico General Belgrano, Provincia de La Rioja, Argentina

El 10 de marzo de este año partimos de la ciudad de La Rioja, hacia la zona de los Nevados del Famatina con el objeto de hacer cumbre en el Pico Gral. Belgrano 6.250 m snm, una de las tres cumbres del Nevado, las otras dos son El Gran Riojano cumbre norte y La Mejicana cumbre oeste.

Esa misma mañana arribamos a la zona de Los Corrales a 2.000 mts. , en este lugar se encuentra un campamento del Centro Exploración La Rioja, el encargado, Sr. Jorge Fabre, nos dijo que por la tarde bajará un camión de Cueva de Pérez y que nos podrían llevar.
Efectivamente después de 2 hs. llegó el camión, nos apresuramos a cargar las mochilas, aquí se inició realmente la expedición.

Campamento Cueva de Perez a 3.700 metros

Campamento Cueva de Perez a 3.700 metros

Apenas partimos atravesando una empinada cuesta que nos depositó dentro del valle del río Amarillo que debe su color a los sulfuras que salen de la zona.

Teníamos que recorrer 30 kms. para llegar a Cueva de Pérez (3.700m) pasando por los Berros, un puesto ubicado a un costado del camino. Entramos en un profundo valle recorrido siempre por el río Amarillo. Al final del valle hay otro puesto, Cuevas de Noroña, este lugar se caracteriza por la presencia de pirquineros.

A partir de aquí las dificultades son mayores, ya que el camino cruza varias veces el río y en muchos lugares lo encajonado de la Quebrada hace que el mismo río sea el camino, por varios metros. En esta parte del trayecto, fue posible observar algunos guanacos, asustados al ver el vehículo que por breve tiempo dejaron ver sus siluetas en las alturas, obedeciendo quizás a la orden del relincho de la manada, siempre atento y de esbelta figura.

Campamento de la lagunita a 5.200 metros

Campamento de la lagunita a 5.200 metros

Los cerros van perdiendo la vegetación y dejan ver una infinidad de colores.
Al salir de la cuesta Amarilla pudimos divisar a la distancia el macizo del Famatina cubierto de nieve. Eran las 20 hs. llegamos al campamento Cueva de Pérez.

Permanecimos durante dos días aclimatándonos y trasladando parte de los elementos hacia La Mejicana 4.200 mts. en donde montaríamos el 1º campamento de altura.

El 13 salimos temprano con el resto del equipo hacia La Mejicana, recorriendo 5 km., donde permanecimos tres días continuando la aclimatación y preparando los equipos para armar el último campamento.

El 14 trasladamos comestibles, equipos y carpas hacia La Lagunita 5.200 mts. al 2º campamento de altura. Luego de 4 hs. de marcha arribamos al lugar procediendo a armar las carpas. Todo estaba cubierto con un manto de nieve de unos 20 cm., regresamos al campamento 1, en horas de la tarde.

Ubicación del Co. General Belgrano en Sierra de Famatina, La Rioja

Ubicación del Co. General Belgrano en Sierra de Famatina, La Rioja

El 16 partimos temprano, con el resto del equipo, hacia el 2º campamento, donde permanecimos dos días. Durante la marcha soportamos una tormenta de nieve y granizo, lo cual hizo dificultoso llegar al lugar fijado, el Famatina hacía sentir por primera vez sus defensas.

El 17 amaneció despejado, con buen tiempo, produciéndose en la madrugada la temperatura más baja -15 C. Realizamos caminatas y nos preparamos para el ascenso final.

El 18 salimos a las 5,30 hs. con buen tiempo, luego de tres horas de marcha llegamos a La Hoyada, (5.800m). A partir de allí tuvimos que colocarnos los grampones ya que el camino tenía grandes manchones de hielo. Continuamos ascendiendo hasta llegar a una gran planicie a 6.000 mts. Allí la nieve acumulada hizo aún más dificultoso el andar, sobrepasando los 70 cm.

Una vez que atravesamos la planicie comenzamos a subir al filo cumbrero, logrando llegar a las 14 hs. a la cima. En ella no encontramos ningún testimonio escrito, únicamente una antiparra sin vidrio atada a un hierro.

Nevado del Famatina. Foto: www.plazaargentina.org

Vista desde el Pico Gral. Belgrano. Foto: Facebook Raul Perez

Dejamos un libro de poesía "La voz de mi silencio" de la escritora Ennia E. Guerrero -de Bordón, un banderín y distintivos del Club como también nuestros nombres.

En la cumbre el tiempo era ventoso, lo que no impidió disfrutar del espectáculo que ofrecía la altura como también la sensación de soledad que va creando el viento y el silencio de la montaña.

Luego de permanecer 30 minutos a pesar del agotamiento, impactados por la belleza del paisaje, comenzamos el descenso al C 2º.

El 19 levantamos el campamento y en horas del mediodía regresamos a La Mejicana continuando hasta Cueva de Pérez, de allí nos trasladamos en un Unimog hasta Los Corrales de donde partimos para la ciudad en la madrugada del 20.

Queremos agradecer la colaboración del Centro Exploración La Rioja, Empresa YA.MI.RI, Onalar y en especial al Sr. Jorge Fabre por el apoyo y ayuda que nos brindaron.

Durante el ascenso al Pico Gral. Belgrano. Foto: Facebook Raul Perez


Famatina, quimera de oro y plata

- Por Marcelo Scanu -

“Famatina, fama tienes.”
Antiguo dicho popular.

“Por lo que toca al Cerro Famatina, tan famoso por mas que se exageren sus riquezas, no creo que la fama esté muy fundada; pues me parece difícil de creer que los españoles, cuando se hallaron en aquel territorio señores de numerosas encomiendas, no hubieran trabajado unas minas que se suponen tan opulentas, seria porque hallaron el desengaño de la credulidad, o porque no fueron tan crédulos como son algunos al presente.”
“Historia del Paraguay, Río de la Plata y Tucumán” del P. Pedro Lozano S.J.

Nevados del Famatina

Nevados del Famatina

Nevados del Famatina

Cuesta de Miranda, Nevados del Famatina, La Rioja. Foto: www.taringa.net

...........................................................................................................

“Cuentan que el cerro, sujeto a encantamientos desde la entrada de los españoles, ya se estremece dicen; ya revienta en espesa neblina que oculta los veneros; ya se tolda de nubes que se deshacen en truenos, en rayos y en relámpagos; ya infunde sobresaltos de los que montan su eminencia y los sacude despavoridos. Lo cierto es que, admitida la novela sin examen ni tropiezos, halló conformación en la casualidad de levantarse torbellinos y nubes al tiempo mismo que algunos españoles intentaron subir al cerro y, como estaban preocupados de la voz común de los encantamientos, pensaron descubrir en los torbellinos y nubes que se levantaron un testimonio irrefragable en abono de la fama popular.”
P. J. Guevara.

...........................................................................................................

Sus importantes minas eran conocidas por los quechuas y posiblemente ntes; con su producción se pagó parte de la Guerra de la Independencia. El Tigre de los Llanos, el caudillo Facundo Quiroga, se resistió a los deseos del Gobierno Central de Buenos Aires cuyo fin era administrar las minas del Famatina. Pronto extranjeros comenzaron a explorarla, entre ellos mexicanos y muchos chilenos (por ello el nombre de Chilecito, la ciudad cercana al Famatina), terminando luego en poder de los ingleses. Pero ocurrió como reza el dicho: “Peor que un gringo que nos compra, es un criollo que nos vende”. Fue Rivadavia, aquel mismo que persiguió a San Martín y entregó la Banda Oriental entre muchas otras “proezas”, quien se asociara con los capitales extranjeros. La aventura terminó mal, las acciones sobrevaluadas terminó en disturbios en la mismísima zona bancaria de Londres. Una muchedumbre de capitalistas enardecidos atacaron y destruyeron bancos.

Precisamente los británicos contrataron la construcción de un cablecarril, el cual se materializó entre 1903 y 1905. Esta maravilla de la técnica es el mayor cablecarril de Suramérica y uno de los mayores del orbe, salva un desnivel de 3500 metros en 35 kilómetros , atravesando un túnel y finalizando en La Mejicana a 4600 msnm. Todas las piezas, gigantescas, se llevaron a mano y a lomo de nula, en un esfuerzo titánico.

(Federico Kirbus. Las mil maravillas de la Argentina. Págs. 28-30. Editorial del Autor. Buenos Aires. Argentina. 1989.)
Del Cerro Famatina (6097 msnm), el mayor de la cordillera homónima y visible desde lejos (yo lo observé desde el volcán Veladero y desde el norte de San Juan), existen numerosas leyendas.

El Famatina (según Burnet-Merlin significa Rico en metales), esu n cerro colérico, no acepta a nadie al cual desconozca. Por ello quien traspone la línea de nieve, especialmente los cazadores de guanacos, son atrapados por vientos y torbellinos de nieve. Es así como castiga el Espíritu de la Montaña.

Nevado de Famatina, Pico Gral. Belgrano, La Rioja. Foto: Noelia Diaco, www.taringa.net

Los Jesuitas trajeron a estas tierras progreso y protegieron a los nativos. Los padres de la Compañía de Jesús, al tener amistad con los lugareños, explotaban los lugares indicados por sus protegidos llegando a acumular grandes riquezas. Pero Carlos III, rey de España a mediados del siglo XVIII, los expulsó de sus dominios siguiendo el pensamiento antijesuita (algunos dicen también masónico) de sus ministros. Al retirarse, los padres maldijeron la mina y hasta hoy nadie se puede acercar sin recibir la furia del nevado.

Los espíritus de los nativos muertos a manos de los españoles rondan la cumbre esperando la hora de la emancipación. Cuando el inca Túpac Amaru (Gran Serpiente en quechua) se rebeló contra los peninsulares, el Famatina llamó a plegarse a la rebelión con fuertes bramidos.

Al estallar la guerra por nuestra Independencia, ciertos Aragoneses de Chilecito escapan tratando de guardar el secreto de los ricos filones. Uno huyó, los patriotas alcanzan a otro y lo fusilan. Este, antes de morir le confía el secreto a un sacerdote llamado Columbres. Este quedó con el derrotero de los filones del Famatina. Otra versión comenta las penurias de los Aragoneses pero a manos de sus compatriotas. Estos escapan y a salvo, entierran en El Salado doce cogotes de guanaco. Nunca se recuperó este tesoro (una versión recopilada por el Autor ubica el entierro en Los Aparejos, ver “El entierro de los Aragoneses en Los Aparejos), si se ubicó la explotación. No se la pudo beneficiar pues empezando las labores, nieve y nieblas frustraban el intento.

Una leyenda, quizás relacionada con la Ciudad de los Césares, habla de una ciudad de avenidas cuidadas cuya aparición ocurría “antes de salir el sol y a la oración”. Campanadas, cantos y voces emergían de la misteriosa ciudad, la cual se desvanecía rápidamente.

El Chocoy, un toro de pelaje blanco y aúreos cuernos, defiende el cerro de los desconocidos y posee un redil constituido por animales que llegan a sus dominios. Nadie se puede acercar a este misterioso rebaño, quien lo haga nunca regresa…

Al visitar esta región conviene observar el Famatina al amanecer. Si se tiene suerte podrá ver en la cumbre del coloso dos brillos; por supuesto, el sol llega primero a las astas del Chocoy y estos reflejan los rayos.
(Evelio Echevarría. “De minas…” Págs. 20-21.)

Vista panorámica de los Nevados de Famatina, La Rioja. Foto: www.taringa.net

 

...........................................................................................................

Viajando por las laderas del Famatina me permitió conocer su belleza incomensurable. El fantástico río amarillo precisamente de ese color por los sedimentos que arrastra, el cablecarril, un antiguo pirquinero buscando (y encontrando) chispitas de oro, un puesto con una niña jugando con su mascota (un guanaquito), las taperas donde vivieron los antiguos mineros y una magnífica taruca mirándonos desde al lado del camino son recuerdos imborrables de aquel viaje. Sólo una presencia desagradable, la de la minera Barrick, ávida de rapiñar los recursos del Famatina. Felizmente los lugareños y el Chocoy los derrotaron y echaron salvando este tesoro natural.


Bibliografía del Archivo del Centro Cultural Argentino de Montaña:

- Revista "Anti Suyu ", N°6 Diciembre de 1988.


Notas Relacionadas:

- La Rioja rescindió convenio con la minera que iba a explotar Famatina

- Se encadena por primera vez las tres cumbres principales del Nevado de Famatina

- Recorriendo los Nevados del Famatina, Provincia de La Rioja

 

 

 

Área Restauración Fotográfica del CCAM: Natalia Fernández Juárez

 

Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    • Enlaces de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA