Cerrar
Octubre 2014 – Noticias y Novedades
Primera ascensión a la vía "Nose" de El Capitán en Yosemite en 1958

La Gran Aventura Vertical, Sierra Nevada, California, Estados Unidos

- Por Marcelo Lisnovsky -


Restauración Fotográfica:
Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez

 

Hace más de treinta años me obsequiaron un libro llamado "Montañas de Nuestra Tierra", que aún conservo. En la contratapa, una magnifica fotografía de una montaña imponente, de claro granito, se alzaba majestuosa sobre el valle.

No lo sabía entonces, pero estaba contemplando los novecientos metros de roca vertical de la ruta Nose (Nariz) de El Capitán; el bastión norteamericano del alpinismo extremo.

Ubicación del Monte Everest, Tibet.

Mapa de Yosemite, El Capitán 2.300 mts. del libro National Parks de National Geographic

Junio de 1957: tres jóvenes se encuentran tumbados de espalda en la pradera , al lado del rio Merced.

Son Warren Harding, Mark Powell y Bill "Dolt" Feuerer. Examinan las paredes de El Capitán buscando una ruta posible en ese gigantesco bloque de granito. Donde se unían dos enormes paredes (llamadas luego Salathé Wall y North American Wall) se adivinaba una ruta vertical de 900 metros de altura.

En esta línea imaginaria el trío buscó repisas, sistemas de fisuras y zonas de enlace.

Vista desde río Merced de El Capitán, del libro National Parks de National Geographic

Vista desde río Merced de El Capitán, del libro National Parks de National Geographic

La ruta que escogieron pronto se haría famosa en el mundo entero (aunque no se llamó la Nose=Nariz, hasta pasados unos años).

Harding y sus amigos hicieron una buen trabajo ese día. Visualizaron los grandes péndulos que tendrían que realizar para conectar el sistema de fisuras de la mitad inferior. Localizaron las seis repisas que se convertirían en las seis respectivos campamentos. Imaginaron la cantidad de equipo, agua y comida necesarios para un asedio de tipo himalayo, a una pared de roca.

Yosemite, Croquis de la vía Nose, del libro "Cita en la Cumbre", de Sebastián Letemendia

Yosemite, Croquis de la vía Nose, del libro "Cita en la Cumbre" de Sebastián Letemendia

Al final del día, Harding y sus compañeros estaban convencidos de que la Nose era factible. Llevaría tiempo y se necesitaría una cantidad de expansiones sin precedentes, pero no era imposible.

El 4 de Julio de 1957, el trío comenzó la escalada. Su primera meta fue Sickle Ledge (repisa de la hoz), una plataforma redondeada de apariencia cómoda, a unos ciento setenta metros de la base.

Tardaron tres días en estos primeros hongos, turnándose para escalar en cabeza y rapelando por sus cuerdas fijas cada noche hasta la comodidad del suelo del Valle. La repisa Sickle, repleta enseguida de cuerdas, botellas de agua, ropa y comida se convirtió en su hogar durante las cuatro noches siguientes.

Los primeros conquistadores del Capitán. Foto: www.paltamontanha.com

Los primeros conquistadores del Capitán. Foto: www.paltamontanha.com

La última etapa de la larga primera escalada del Capitán, Yosemite. Foto: www.sfgate.com

La última etapa de la larga primera escalada del Capitán, Yosemite. Foto: www.sfgate.com

La siguiente sección se caracterizó por sus fisuras inconexas y una exposición espantosa. En cuatro ocasiones, el que iba de primero se cayó después de que se le saliese algún clavo. Harding se quemó en la mano con la cuerda y se dañó varias costillas en una de estas caídas.

El séptimo día, el equipo se encontró con el relieve que más tarde sería conocido como el Stoveleg Crack (Fisura pata de estufa), una serie de grietas entre cinco y ocho centímetros de ancho en un muro de ochenta grados de inclinación y con un recorrido de unos noventa metros. El nombre de Stoveleg Crack, proviene de los clavos que utilizó Harding para asegurar este tramo provenientes de unos artefactos fabricados a partir de las patas de una vieja estufa en desuso, regalo de su amigo Frank Tarver.

El 11 de Julio de 1957 volvieron al Valle. Habían fijado trescientos metros de cuerda.

Pero entonces surgió un problema ajeno a la escalada. Su actividad se convirtió en un espectáculo que atraía a una multitud de turistas, los cuales atascaban el tráfico en el cruce de carreteras, al lado de la base. Esto disgustaba a las autoridades, de modo que tras una charla con el jefe de los guardaparques, el grupo de Harding aceptó posponer la escalada hasta el término de la temporada turística.

Wayne Merry, Little Warren y George Whitmore en la cumbre de El Capitán, 1958. Foto: www.supertopo.com

Wayne Merry, Little Warren y George Whitmore en la cumbre de El Capitán, 1958. Foto: www.supertopo.com

Entretanto, Mark Powell se lesiona gravemente y Harding debe buscar nuevos compañeros: se unen al equipo Wally Reed y Allen Steck.

Tardan día y medio en alcanzar el punto más alto de la cuerda fija, que es de cuerda de manila y está muy deteriorada. En lo sucesivo le reemplazarían por cuerda de nylon de once milímetros.

Llegan hasta la repisa que denominan Dolt Tower. Continúan un poco más arriba y descienden.

Llega el invierno. En marzo de 1958, Harding y Fewerer reemplazan las desgastadas cuerdas fijas originales por otras nuevas de nylon.

Harding en la Torre Dolt, 1957, Yosemite. Foto: www.supertopo.com

Harding en la Torre Dolt, 1957, Yosemite. Foto: www.supertopo.com

En abril, Harding, Fewerer y un convaleciente Powell, regresan a la pared. El progreso es muy lento.

En mayo mejoran las cosas. Llegan a Cap Tower, una excelente repisa a quinientos veinte metros del suelo, que se convirtió en su tercer campamento.

Superan Texas Flake (Laja Texas), llegan a Boot Flake (Laja Bota) y el 25 de Mayo reciben la orden de los guardaparques de hacer una pausa hasta el final de la temporada veraniega.

En el otoño de 1958, el grupo vuelve al Capitán. Se agregan Wayne Merry, John Whitmer y Rich Calderwood. Allen Steck no será de la partida.

Pasaron nueve días en la pared. Una de las acciones más comprometidas de Harding, fueron los espectaculares péndulos de King Swing (Columpio Rey). Superado este obstáculo, les esperaba el Great Roof (Gran Techo). Pero ya habían hecho bastante. Descendieron.

En octubre continuaron abasteciendo el punto más alto alcanzando. Los guardaparques los apremiaban a terminar la escalada.

Yosemite, del libro "Montaña de nuestra tierra" de Toni Hiebeler

Yosemite, del libro "Montaña de nuestra tierra" de Toni Hiebeler

El 1º de noviembre de 1958, Harding, Calderwood, Merry y George Whitmore empezaron lo que iba a ser el ataque final.

El paso clave de la primera semana fue la escalada del temido Great Roof. Este techo monstruoso, tenía un aspecto terrorífico, pero había una fisura perfecta que conducía hasta él y lo seguía luego horizontalmente. Con sus curvas sutiles y sus marcados planos, el techo se convirtió en la sección más estética de toda la ruta.

El equipo llegó al Campo 5, una espaciosa repisa, el 4 de noviembre. Un poco más arriba encontraron un pequeño, pero confortable agujero, al que bautizaron Glowering Spot (Punto Resplandeciente), donde Harding rompió su maza.

A la amplia plataforma triangular situada a setecientos treinta metros del suelo la llamaron Campo 6.

El tercio superior de la Nose ofrece una de las sensaciones más gratificantes de todo Yosemite.

Campamento seis, Yosemite 1958. Foto: www.supertopo.com

Campamento seis, Yosemite 1958. Foto: www.supertopo.com

El Gran Techo, Yosemite 1958. Foto: www.supertopo.com

El Gran Techo, Yosemite 1958. Foto: www.supertopo.com

Paredes de granito liso como el mármol, se extienden hacia el infinito, los diedros, con una inclinación negativa en esta zona, convergen formando un relieve anguloso y definido.

Es el reino de lo vertical y de la inmensa exposición al vacío, donde Harding y sus compañeros avanzaron lentamente, utilizando clavos de expansión y la más refinada técnica de artificial.

Se encontraban ya escasos de buriles y brocas, por lo que Calderwood debió rapelar hasta el suelo y conseguir el material faltante. Luego debió izarse con los prusik y llevar el material a los hombres de punta.

Este esfuerzo fue demasiado para él, y abandonó la escalada, ya muy cerca del fin de las dificultades.

Una tormenta de nieve y granizo los retuvo todo el día en una repisa.

El 11 de noviembre de 1958 se encontraban en el ultimo largo de la ruta. Pero ya había caído la noche: decidido a todo, Harding encendió su linterna frontal, y durante las siguientes catorce horas fue taladrando el camino hacia la cumbre, expansión tras expansión.

El Gran Techo, Yosemite 1958. Foto: www.supertopo.com

Vista del Capitán, Yosemite. Foto: www.agaston.blogspot.com.ar

El Gran Techo, Yosemite 1958. Foto: www.supertopo.com

Vista desde arriba, escalando uno de los largos de la vía Nose, Yosemite. Foto: www.joannestamplis.wordpress.com

Paisaje en la Quebrada de Corralito (pcia de Salta) durante la aproximación al Galán. Foto: Christian Vitry

Vivac en la gran repisa de la vía Nose, Yosemite. Foto: www.agaston.blogspot.com.ar

A las seis de la mañana del día 12 de noviembre de 1958, Warren Harding, Wayne Merry y George Whitmore eran felicitados por sus amigos, curiosos y periodistas, después de haber finalizado la primera ascensión a la vía Nose de El Capitán.

Epílogo: El mundo moderno suele reducir todos los grandes acontecimientos a cifras; éstas son las de la ruta Nose de El Capitán: VI, 5.10 a/A3, 35 largos, 18 meses (1957/1958) 45 días reales de escalada, 900 metros de cuerda fija, 675 clavijas y 125 buriles.

Primera repetición en 1960 por Joe Fitschen, Torn Frost, Chuck Pratt y Royal Robbins en 7 días.

Primera en el día: Jim Bridwell, John Long y Bill Westbay (1975).

Primera ascensión en libre: Lynn Hill (14/16-9-1993) y primera ascensión en libre en el día: Lynn Hill (19/20-9-1994) con dificultades hasta 5.13b.

Récord de velocidad: Sean Leavy y Dean Potter: 2 horas 36 minutos, 45 segundos (2010).

La Vía "Nose", Yosemite

La Vía "Nose", Yosemite

Paisaje en la Quebrada de Corralito (pcia de Salta) durante la aproximación al Galán. Foto: Christian Vitry

Los primeros largos en la vía Nose, Yosemite. Foto: www.alexkalada.blogspot.com.ar

Paisaje en la Quebrada de Corralito (pcia de Salta) durante la aproximación al Galán. Foto: Christian Vitry

Escalando una de las chimeneas del Capitán, Yosemite. Foto: www.dreaminvertical.wordpress.com

 

Bibliografía del Archivo del Centro Cultural Argentino de Montaña:

- Escaldas en Yosemite, George Meyers.
- Enciclopedia de la Montaña, de Juan José Zorrilla.
- Campo 4, de Steve Roper.
- Historias de escalada, de Jim Bridwell y Keith Peall.
- Aventuras en montaña, de Toni Hiebeler.
- Montañas de Nuestra tierra, de Toni Hiebeler.
- Wolfang Gullich, de Tilmann Hepp.
- Cita en la cumbre, de Sebastián Letemendía.
- Revista Al Borde Nº 34.
- Revista Tiempo de Aventura Nº 48.
- Revista Vertical Argentina Nº 15.
- Revista Koóch, Nº27.



Área Restauración Fotográfica del CCAM:
Natalia Fernández Juárez


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA