Cerrar
Octubre 2009 – Revista Digital Nro 17
Primer intento al Nevado de Cachi de Federico Reichert en 1904

La figura de Reichert es reconocida tanto por su actividad científica exploratoria, como por la literatura que ha escrito, cuando estuvo al pie del macizo, fue el primero de tal altitud que veía en su vida, el Nevado de Cachi de 6.380 mts. en la provincia de Salta

- Por Christian Vitry, Antropólogo -


Restauración Fotográfica:
Centro Cultural Argentino de Montaña, Natalia Fernández Juárez

 

La figura de Federico Reichert es conocida en el mundo tanto por la actividad científica exploratoria, como por la literatura y, fundamentalmente, por el montañismo.

Ubicación del Nevado de Cachi en la Provincia de Salta, Argentina

Reichert llega a la Argentina con 25 años de edad, contratado por el Gobierno nacional para realizar exploraciones geológicas en la Puna, las cuales estaban directamente vinculadas con los salares y borateras.

El primer viaje que hace en nuestro territorio es desde la ciudad de Salta rumbo a los valles Calchaquíes, para finalmente trasponer la Cordillera Oriental e ingresar a la Puna.

Federico Reichert

Federico Reichert

Parte montado desde Salta Capital a través de la Quebrada de Escoipe y en dos días llega a Molinos. Desde allí, tras realizar todos los preparativos se dirige hacia la Puna por la Quebrada de Luracatao, que en sus nacientes ofrece un paso natural de acceso, el que se utilizó mucho cuando los arrieros transportaban ganado a Chile, y hoy, es prácticamente desconocido.

Federico Reichert ya era un activo montañista en los Alpes, sin embargo, su misión en la cordillera era científica, no obstante, cuando estuvo al pie de un macizo superior a 6.000 metros, el primero de tal altitud que veía en su vida, no se pudo resistir al encanto y partió en busca de la cima.

Antiguo lecho de río en la meseta patagónica entre Santa Cruz y Lago Argentino. Del libro "Patagonia (tomo I) - Sociedad Científica Alemana"

En el Nevado de Cachi en 1904

Antiguo lecho de río en la meseta patagónica entre Santa Cruz y Lago Argentino. Del libro "Patagonia (tomo I) - Sociedad Científica Alemana"

En Argentina en 1904

Al respecto dijo: “Quienes ya me conocen pueden comprender fácilmente cómo me sentí al encontrarme frente a aquella montaña. Era el primer punto a 6.000 metros de altura que tenía, por así decirlo, al alcance de mi mano. Mi apuro por llegar a las salinas ya no era tan grande. En un abrir y cerrar de ojos decidí escalar aquel coloso, donde en realidad no tenía nada que buscar. Dispuse que en la vega de Colpayo –un harto pobre lugar de pastoreo- permaneciera la mayor parte de las mulas, y partí con rumbo al este para penetrar en los pliegues cordilleranos. Manadas de guanacos y vicuñas se desparramaban por doquiera. […] Cuando ya habíamos llegado a casi 5.000 metros con las mulas, continué la marcha sin compañía en busca de la cumbre y trepé hasta más de 6.200 metros aunque sin llegar a la cima que, dicho sea de paso, no brinda dificultades técnicas; no lo hice porque un viento tempestuoso y gélido aconsejaba el retorno. Sea como fuere, la verdad es que aquel primer ascenso a las alturas de los Andes argentinos me brindó una formidable impresión por la magnitud de las montañas y al mismo tiempo fue un acicate para nuevas hazañas y también para emprender en serio la gran misión que me había sido encomendada” (Reichert, 1967:57).

Vaya si fue un acicate, a partir de ese momento y durante toda su vida Federico Reichert se dedicó a realizar exploraciones y ascensos en toda la cordillera, desde Atacama hasta el extremo patagónico. Primeras ascensiones, rutas nuevas, hallazgos arqueológicos, estudios geológicos, observaciones científicas de gran importancia y un abanico de actividades ponen a este hombre en el podio de los sabios que aportaron conocimientos y de los pioneros del montañismo y la exploración en nuestro país. Una vida apasionada y apasionante, un bagaje de conocimientos que supo plasmar en algunos libros y numerosas publicaciones, un espíritu de aventura que es sumamente contagioso cuando uno lee los relatos y tiene ganas de partir inmediatamente.

En la entrada del Anfiteatro en el Nevado de Cachi, Salta, Argentina. Foto: Christian Vitry

Christian Vitry en el Nevado de Cachi, Salta, Argentina. El primer intento de Federico Reichert. Foto: Christian Vitry

Christian Vitry en el Nevado de Cachi, Salta, Argentina. Foto: Christian Vitry

Mapa de la Ruta al Nevado de Cachi, Salta. El primer intento de Federico Reichert

Mapa de la Ruta al Nevado de Cachi, Salta

Un verdadero ejemplo y modelo a seguir, especialmente en estos tiempos donde los valores parecen tener precio. Para concluir, y parafraseando a Proust recordaré que “la verdadera aventura del descubrimiento no consiste en encontrar nuevas tierras, sino en mirar con nuevos ojos”. Muchos piensan que en nuestra cordillera ya está todo hecho, sin embargo y casi sin temor a equivocarme, pienso que justamente nuestra cordillera debe ser uno de los últimos lugares de este planeta donde existen lugares poco explorados. Sin ir más lejos, la ruta de Reichert hacia el Cachi no se volvió a intentar, transcurrieron 105 años y ningún montañista ha transitado nuevamente por las huellas abiertas que dejó en 1904 Federico Reichert.

Por tal motivo, y formando parte de un hermoso proyecto denominado “Expedición Bicentenario”, intentaremos llegar a la cima del Nevado de Cachi siguiendo las huellas de Federico Reichert y llevando en una caja, los sueños de nuestros niños. - Mayor información en www.expedicion-bicentenario.com -

Nevado de Cachi, Salta, Argentina. El primer intento de Federico Reichert. Foto: Christian Vitry

Nevado de Cachi, Salta, Argentina. Foto: Christian Vitry

Peñon Blanco-Cedron, Nevado de Cachi, Salta. El primer intento de Federico Reichert. Foto: Christian Vitry

Peñon Blanco-Cedron, Nevado de Cachi, Salta. Foto: Christian Vitry


Dr.Federico Reichert (1878 - 1953)

- Por Ing. Agr. Rodolfo G. Frank -
Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria

Reichert tuvo dos pasiones en su vida: una, el andinismo y la investigación y enseñanza de la química analítica, especialmente en su parte agrícola, aunque con amplia capacidad para todas sus ramas; tan es así que los primeros estudios que lo hicieron conocer, versaron sobre los boratos de la puna de Atacama, que estudió sobre el lugar, y petróleos de Comodoro Rivadavia; la otra pasión fue nuestra cordillera de los Andes, que recorrió desde el norte, en el límite nuestro con Bolivia y Chile, hasta los confines patagónicos" nos dice el Dr. Daniel Inchausti.

Federico Reichert nació en Schwäbisch Hall, Alemania, el 3 de noviembre de 1878, siendo su padre Julius Reichert, comerciante, y su madre Sofie Mergenthaler, hija de un maestro peletero. Perdió a sus padres a edad relativamente temprana: primero falleció su padre y cuando tenía 17 años perdió a su madre. Hizo estudios en un instituto técnico en Chemnitz y en 1898 ingresó en la universidad de Estrasburgo (Alsacia era, en aquel entonces, parte de Alemania) donde se doctoró en química en 1902. A fines de ese año pasó por Estrasburgo el Dr. Rodolfo Hauthal, geólogo alemán residente en Argentina, comisionado por el gobierno argentino para contratar un químico con conocimiento de minas y geología. Esta posibilidad despertó gran interés en Reichert.

Federico Reichert junto a su esposa e hijo

Federico Reichert junto a su esposa e hijo

Federico Reichert en su estudio

"Yo me aferré a las faldas de la levita de aquel `viejo’ y le supliqué en todos los tonos que intercediera a mi favor" escribe Reichert. Hauthal recomendó su contratación, propuesta que fue aceptada. Antes de embarcarse para nuestro país, Reichert se casó con su prometida Anna Bade y juntos viajaron a Buenos Aires donde arribaron en mayo de 1904.

En sus primeros días en la Argentina se entrevistó con Francisco Moreno (el Perito Moreno), con el Dr. Santiago Roth, suegro de Hauthal y conocido estudioso de la geología que lo presentó al subsecretario del ministro Wenceslao Escalante, el Dr. Carlos Ibarguren, quién a su vez lo presentó al Ministro Escalante, al Dr. Pedro N. Arata y al banquero Ernesto Tornquist, para quien tenía una carta de presentación de su sobrino Alexander Tornquist, su ex profesor de geología en Estrasburgo.

Poco tiempo después se le encomendó a Reichert la exploración de las borateras en la Puna de Atacama, misión que lo entusiasmó, no sólo desde el punto de vista profesional sino también como ferviente andinista, deporte que había practicado con dedicación en Europa.

Después de algún tiempo en que tuvo tareas de rutina en el laboratorio de química del Ministerio de Agricultura, fue citado en 1906 por el subsecretario Ibarguren quién le ofreció el cargo de profesor de química agrícola y analítica en el recientemente fundado Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria.

Después de algunas dudas (Reichert aun no dominaba suficientemente el castellano como para dictar clases y por otra parte tenía un contrato con el gobierno que no contemplaba tareas de enseñanza) y de entrevistarse con Arata, aceptó el ofrecimiento.

En el fondo del valle del Plomo, durante la misma expedición del año 1935 para observar los movimientos del glaciar. Federico Reichert y Ilse von Rentzell. Foto: P. Heidrich. Del libro "En la cima de la montaña y de la vida"

En el fondo del valle del Plomo, durante la misma expedición del año 1935 para observar los movimientos del glaciar.
Federico Reichert y Ilse von Rentzell. Foto: P. Heidrich. Del libro "En la cima de las montañas y de la vida"

Su primer contacto con lo que posteriormente fuera la Facultad de Agronomía y Veterinaria, después de tomar el tren en Chacarita y descender en la "Parada Agronomía", lo describe así: Un pequeño apeadero cubierto por techo de chapas de cinc onduladas, señalaba la periferia de aquel punto donde se impartían enseñanzas sobre temas de agricultura y ganadería. Para llegar a destino había que atravesar un buen trecho lleno de barro, que no desaparecía sino cuando uno llegaba a la puerta de un edificio de un piso que contaba con dos alas, una de ellas para sede de las autoridades y despacho del Rector. Yo no podría negar que al dar mis primeros pasos por aquel lugar con apariencia de claustro sentí un tanto apagado mi entusiasmo. Bastaba con la primer mirada para darse cuenta de que allí reinaban todavía condiciones caóticas. En el despacho había media docena o más de profesores, todos los cuales gesticulaban y discutían con el Rector, mientras jóvenes estudiantes iban y venían como hormigas desorientadas. Como por entonces no se contaba con otras instalaciones, las actividades principales se desarrollaban en aquel esbozo de pabellón. Había allí una biblioteca, un cuarto para el Rector y su secretario y también una sala de espera para el cuerpo docente, un aula para las clases, un cuarto de aparatos y un local destinado para el laboratorio. Eso era todo.

Comenzó así el Dr. Reichert sus actividades como profesor, que no dejaría hasta su jubilación en 1936. Entre sus investigaciones se destacan el estudio de la radioactividad de las aguas subterráneas de la provincia de Buenos Aires, la actividad de las hojas de Digitalis purpurea (colaborando con el Dr. Bernardo Houssay, por entonces profesor de la Facultad), el análisis de aguas de la región de Bell Ville para determinar su contenido de arsénico y el método para eliminarlo, procedimiento adoptado luego por Obras Sanitarias de la Nación, el estudio -sugerido por el decano Cárcano de las plantas forrajeras del país, en colaboración con los profesores Hauman, Parodi y Martinoli, donde Reichert investigó su composición química. Poco sabido es que en su laboratorio de la Facultad se analizó por primera vez en 1910, a pedido del Ministerio de Agricultura, de quien dependía la Dirección Gral. de Minas, Geología e Hidrología, el gas natural que emanaba de los yacimientos petrolíferos de Comodoro Rivadavia, lugar al cual se trasladó Reichert acompañado por el geólogo Walter Schiller para tomar las muestras. Muchos años después, transportado por gasoductos, este gas era utilizado en buena parte de la Argentina.

La Hoyada, Nevado de Cachi, Salta. El primer intento de Federico Reichert. Foto: Christian Vitry

La Hoyada, Nevado de Cachi, Salta. Foto: Christian Vitry

Mientras durante el año académico Reichert desarrollaba sus tareas en la Facultad, durante las vacaciones se dedicaba a su actividad favorita, el alpinismo. Para él no fue solamente un deporte, sino una seria y científica exploración geográfica de lugares aun desconocidos en su época.

Fue socio fundador de la Sociedad Argentina de Estudios Geográficos GAEA. Especial dedicación le deparó a los Andes patagónicos: a su iniciativa y entusiasta participación se debe la exploración de los hielos continentales patagónicos. Los resultados de sus reiteradas expediciones patagónicas lo llevaron a publicar, en colaboración, el libro "Patagonia". Por otra parte, adquirió una propiedad en Cayutué, situada a orillas del brazo meridional del Lago de Todos los Santos, en Chile, no muy lejos, en línea recta, del lago Nahuel Huapí. El Cerro Reichert, sobre el límite argentino-chileno, junto al Paso de las Pircas, recuerda su nombre.

Cara Norte, Nevado de Cachi, Salta, Argentina. El primer intento de Federico Reichert. Foto: Christian Vitry

Cara Norte, Nevado de Cachi, Salta. Foto: Christian Vitry

El Dr. Dankert, que fue su colaborador en la cátedra, dice de Reichert "hicimos siempre muy buenas migas”, por cuanto me agradó su modo de ser franco y campechano, su sencillez y afabilidad y su franqueza para decir las cosas. Y agrega que "la vida del Dr. Reichert no mostraba el menor carácter de sedentaria. Era infaltable en sus tareas diarias y nunca recuerdo, en los años que trabajé directamente junto a él (desde 1913 hasta 1918) o después, cuando nos encontrábamos casi diariamente en la Facultad, haberlo visto enfermo. En esas, sus horas de actividad oficial, era raro que se detuviera a conversar o a charlar, como tanto nos gusta a nosotros; o estaba dictando sus clases o estaba en el laboratorio haciendo sus investigaciones. ... la cordialidad y la jovialidad de Reichert eran inolvidables. Jamás mostró el menor empaque ni la intención de marcar una diferencia entre él y sus discípulos, como tampoco lo hacía con sus subordinados, por exigente que fuera para esperar que cada cual cumpliera con su tarea".

Federico Reichert fue honrado por la Universidad en 1928 con el título de Doctor honoris causa. La Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria lo designó miembro de número en 1933. Sus últimos años los pasó en su finca "Eden Hall" (nombre que recuerda su ciudad natal) en Cayueté, donde falleció el 2 de junio de 1953. Años después, la Academia publicó la traducción de su libro "En la cima de las montañas y de la vida", editado originariamente en alemán.



Área Restauración Fotográfica del CCAM:
Natalia Fernández Juárez

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Exploradores suecos, pioneros de la arqueología de alta montaña en la Puna

  • Sombra Tumb

    Montañas Argentinas: El Nevado de Cachi

  • Sombra Tumb

    Se realizo el encadenamiento de las 9 cumbres en 9 días en el Cachi

  • Sombra Tumb

    El Dr. Federico Reichert Padre del Andinismo de Exploración de la Argentina

  • Sombra Tumb

    Ascensión al Cerro Chañi Chico (5.571 mts)
    Expedición al Cielo Jujeño

  • Sombra Tumb

    Primera travesía del cordón Cachi – Palermo, 2005



Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.

 


  • Equipo CCAM

  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña

    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA