Inicio
Quienes Somos
Links
Contáctenos
Publicaciones
Boletines
Noticias de Actualidad
Arte y Cultura
Relatos de Viajes y Expediciones
Antropología y Arqueología
Historia del Montañismo
Entrenamiento y Tecnica
Espeleología
Museo Virtual de Historia del Montañismo
Videoteca
Libros y Música
 
- NOTICIAS -



Peter Habeler, montañista austríaco, en la Provincia de Salta
- por
Christian Vitry, Antropólogo -

Para quienes practicamos el montañismo, tener la posibilidad de conocer y escuchar directamente a uno de los grandes protagonistas de la historia moderna del deporte es simplemente un lujo, un sueño realizado.

El pasado 9 de octubre el célebre montañista austríaco Peter Habeler ofreció una amena conferencia en el Museo de Arqueología de Alta Montaña, en la ciudad de Salta, tras haber regresado de intentar ascender el volcán Llullaillaco (6.739 m).

Christian Vitry y Peter Habeler
Christian Vitry y Peter Habeler

Peter Habeler es una suerte de mito viviente del montañismo, fue compañero de Reinhold Messner durante muchos años y, en 1978, ambos realizaron la proeza de ascender el Everest sin oxígeno, lo cual se consideraba imposible en esa época. Ascender el techo del mundo sin oxígeno suplementario significó un quiebre en la práctica del himalayismo, hay un antes y después de aquel ascenso, no sólo por el oxígeno, sino también por el estilo alpino, donde dos personas ascendieron lo más alto del mundo sólo con lo necesario y sin apoyo logístico de sherpas que los ayudasen. Su currículum deportivo es extenso y exquisito, realizó escaladas y ascensos en paredes y montañas de casi todos los continentes, cuenta en su haber con cinco cumbres superiores a 8.000 metros y en la actualidad dirige una escuela de actividades de montaña en su país natal.

Reinhold Messner y Peter HabelerNacido en Austria en el año 1942, cuenta en la actualidad con 67 años que está lejos de aparentarlos. Poseedor de un cálido y refinado humor y una gran sencillez, deleitó con sus palabras a un atónito público que le costaba creer tener al frente un disertante del porte de Habeler.

Empezó expresando su agrado por estar en un ámbito donde había gente que no solo le gustaba la naturaleza, sino fundamentalmente la montaña. Comparto en las siguientes líneas algunas de sus expresiones durante la disertación, haciendo la salvedad que las mismas no son una traducción literal, pero se aproxima:

“El montañismo es un deporte internacional y se lo practica en todos los continentes. El año pasado vinimos a intentar subir el volcán Llullaillaco, que es una montaña muy alta, tiene 6.739 metros, pero eso no es todo, posee un valor único que se relaciona con su misticismo, con toda su historia relacionada con los incas y las momias que ustedes bien conocen. Ir a la montaña siempre es lindo, pero más aun todo lo que ello implica, el entorno, los lugares y la gente que uno conoce en todo el trayecto, eso es mejor aún. Decidimos con mis amigos venir a intentar nuevamente el Llullaillaco, lamentablemente el mal tiempo no nos permitió llegar a la cima, pero queremos regresar el año que viene o el próximo a intentarlo nuevamente.
Tuve la suerte de empezar a practicar el montañismo desde pequeño, también de estar rodeado de grandes maestros y compañeros de cordada como Messner. El los años `60 nos dedicábamos a realizar escaladas técnicas, pero después quisimos hacer algo diferente, con menos gente y ligeros, por ese motivo nos unimos y empezamos a realizar ascensos extremos en el Himalaya junto a Reinhold Messner”


Conociendo la historia de Habeler, uno podría pensar que su disertación estaría enfocada a algunos de sus logros, los cuales son muchos y revisten un carácter histórico, sin embargo, no ahondó más allá de lo expresado anteriormente y optó por referirse a la esencia del montañismo, a los vínculos amistosos que genera la actividad, a la trascendencia de enseñar a los niños acerca de la naturaleza y la montaña, a admirar nuestras montañas que poseen el misticismo y misterio del pasado, a dedicarle gran parte de su presentación a los amigos y compañeros con los que compartió la salida, todo eso, sin duda, pone en relieve a una gran persona, no sólo estamos hablando de un montañista con mayúsculas, sino, de un gran ser humano, cuyo ejemplo es digno de seguir.

Peter Habeler, Wall El-Capitan, Yosemite, 1970
Peter Habeler, Wall El-Capitan, Yosemite, 1970

Tras las breves palabras introductorias, habeler proyectó un video con imágenes del Himalaya y de su escuela de montaña en Austria, también imágenes de la Puna y el Llullaillaco, donde había estado el año pasado. Finalmente dejó abierto el diálogo para que el público preguntase e interactuase directamente con él, reproduzco algunas de las preguntas y respuestas:

Pregunta:
De los ocho miles realizados, cuál fue el más difícil y cuál donde estuvo más expuesto al peligro.
Respuesta: Sin duda los más difíciles o complicados fueron el K2 y Kanchenjunga.

Pregunta: ¿y los más hermosos?
Respuesta: Eso si que es difícil de responder, no puedo elegir uno, todas las montañas son hermosas, cada una tiene una particularidad que la destaca sobre las otras.

Pregunta: Usted dijo que la montaña genera lazos de amistad muy fuertes, ¿qué puede decir respecto a su amistad con Messner?
Respuesta: Con Messner fuimos muy amigos y compartimos la montaña durante muchos años. Él prosiguió con las ascensiones y actividades extremas, yo, en cambio, preferí regresar a la práctica del montañismo no tan extremo, impulsé mi escuela de montaña y me dediqué a trabajar con niños y grandes, introduciéndolos en el apasionante mundo de la montaña. Nos distanciamos un tiempo con Messner, pero ahora estamos bien, a veces coincidimos en reuniones o conferencias.

Pregunta: Se suele decir que los efectos de la altura son diferentes en el Himalaya y en los Andes ¿qué puede decir respecto a eso? ¿es un mito?
Respuesta: No encontré diferencia en los efectos de la altura entre los Andes y el Himalaya, la mayor diferencia que noté ahora es, por ejemplo, que el Llullaillaco es empinado y posee rocas sueltas, lo cual lo convierte en un ascenso costoso. En el Himalaya a esta altura sólo hay glaciares y por allí es fácil subir. Otro elemento es la gran soledad de estas montañas, cientos de kilómetros a la redonda no hay nada ni nadie.

Reinhold Messner y Peter Habeler, Everest sin oxigeno.Pregunta: Mathías Rebitsch fue un austríaco que se lo considera pionero de la Arqueología de Alta Montaña en nuestra región, ¿qué sabe respecto a él? ¿lo conoció?
Respuesta: Si, Rebitsch era un enamorado de esta región, estaba obsesionado con los restos arqueológicos en las montañas de aquí y de Atacama. Extrajo unas estatuillas del volcán Galán y sobre sus experiencias escribió un libro. Se que vino varias veces y siempre transmitía su entusiasmo y pasión por esa actividad que marcó su vida.

La sencillez y simpatía de Peter Habeler lo muestran tal cual es, y el mismo Messner, en uno de sus libros dijo:
“En mi carrera alpinística no he conocido hasta ahora un mejor compañero que Peter Habeler. Siempre nos hemos entendido estupendamente. La causa de ello no estriba únicamente en que Peter es un gran experto, que sus condiciones son siempre magníficas y que a mí me encanta su carácter, sino simplemente su modo de ser”

En una entrevista que le realizaran a Reinhold Messner dijo algo relacionado con el compañerismo, quizás es cierta forma se refería a Habeler, pero más allá de quien sea el destinatario específico, vale la pena compartirla, pues en esas palabras está la esencia del montañismo, que radica justamente en el valor que tiene el compañero de cordada, la cita dice así:

“Nunca hablamos entre nosotros de moral, porque todos sabemos que la moral es un asunto meramente burgués. Cuando estás colgado allá arriba, lejos de toda esperanza de salvarte, llevarías el otro a cuestas, si tienes dos tragos de agua le das al compañero la mitad o la botella entera, es decir harías cualquier cosa con tal de salvarlo. De este tema no se habla, es tan evidente como la vida misma. Si pierdo al otro entonces lo he perdido todo, porque esa persona es en definitiva mi único apoyo, mi única ayuda para asegurar el siguiente tramo o resistir todavía esa noche. Aunque sea sólo para compartir el miedo nos necesitamos mutuamente. No se trata solamente de un espíritu de compañerismo, sino de una unidad incondicional”.

La inolvidable velada organizada por el Club Amigos de la Montaña se prolongó un tiempo largo con saludos, abrazos, fotos que todos querían tener de recuerdo y un clima de amistad muy cálido y relajado. El entusiasmo y emoción de la audiencia fue superlativo, ya que un acontecimiento de esta naturaleza no es moneda corriente, menos aún en una provincia ubicada en el extremo norte de Argentina, lejos de la capital nacional.

Peter Habeler recibiendo placa junto al Club Amigos de la Montaña, Salta. Peter Habeler junto al grupo del Club Amigos de la Montaña, Salta.

Finalmente, el Museo de Arqueología de Alta Montaña, lugar donde se atesoran los significativos elementos arqueológicos incaicos de la cima del volcán Llullaillaco, apagó sus luces y en el aire quedó flotando una frase que Peter Habeler dijo alguna vez:

“No he conquistado Everest, él simplemente me ha tolerado”

De Izq. a Der.: Emilio González Turú, Peter Habeler y Christian Vitry.
De Izq. a Der.: Emilio González Turú, Peter Habeler y Christian Vitry

¡Gracias Peter Habeler por enseñarnos con tu ejemplo de vida sobre la montaña y sus valores!



- PETER HABELER -

Nació el 22 de julio de 1942 en Mayrhofen, Austria.

Entre sus primeros logros se encuentran algunas de las primeras ascensiones en las Montañas Rocosas y fue el primer europeo que escaló en el Parque Nacional de Yosemite (USA).

Posteriormente, comenzó a escalar con Reinhold Messner en 1969 con quien realizó varias expediciones. La más importante es la primera ascensión del Monte Everest sin oxígeno, junto a Messner en 1978, hecho que hasta ese momento se consideraba imposible.

Ha escalado otros ocho miles: Cho Oyu, Nanga Parbat, Kangchenjunga y Gasherbrum I.

Actualmente, dirige la "Escuela de Esquí y Montañismo Peter Habeler" en su ciudad natal de Mayrhofen, Austria.


 
Jefe de Proyecto: Ing.Natalia Fernández Juárez      Diseño/Desarrollo: Hernán Rafaele















TEL  +54.11.4861.1063  |   e-mail: info@culturademontania.org.ar


W W W . C U L T U R A D E M O N T A N I A . C O M . A R