Cerrar
Noviembre 2016 – Noticias y Novedades
Ascenso al Cerro Tolosa por la ruta del pata larga del glaciar del hombre cojo

Desde Villa Las Cuevas se cruza el río Las Cuevas, frente a unos bloques muy grandes, allí comienza la senda que luego de 5 horas se llega al pie del glaciar del hombre cojo, donde comienza la aventura de escalar esta enigmática ruta, ubicada en la provincia de Mendoza

- 01/11/2016 -
- Por Miguel Florian Kvarta -

Fotos: Miguel Florian Kvarta

Integrantes: Martin Semino, Cristian Kvarta de la agrupación "Grupo de Montañistas" y Miguel Florian Kvarta, perteneciente al Grupo Rosarino de Actividades de Montaña, GRAM

Este relato que lleva un poco de luz a un cerro algo misterioso, del que no hay demasiada información y se sube poco... un cerro que nadie recomienda....y los pocos que han estado se han visto en mayor o menor medida en problemas. De ellos tambien hemos aprendido mucho y hemos valorado profundamente sus experiencias.

En un descanso, los integrantes durante el ascenso al cerro Tolosa, Mendoza

Hace un rato que trato de dormir, es más de tarde que de noche, decenas de preguntas rondan mi cabeza y esto, sumado a la ansiedad de una ascensión que tiene algo de compromiso no me deja serenar mi mente…. ni la de mis compañeros. Uno escucha música el otro trata de roncar.

Ansiedad, preguntas, repaso una y otra vez los lugares delicados de la ruta planeada. Es inevitable pensar en los problemas que pueden aparecer y las posibles soluciones. Se que el cerro Tolosa es complicado, mucha gente ha tenido problemas en este cerro, por una u otra cosa, nadie lo recomienda como una bella montaña, más bien te desalientan a intentarlo. Pienso que uno debe hacer su experiencia, teniendo experiencia y no guiarse demasiado por lo que los demás opinen al respecto , más adelante el cerro que nos trató tan amablemente revelará sus secretos. Repaso una y otra vez los tiempos y recuerdo obligarme a verificarlos, 100m de desnivel por hora es un numero a mantener durante la ascensión.

Pienso en no olvidarme las pilas de repuesto, los lugares de resguardo, los lentes. En este tipo de rutas donde se combina el hielo y la roca normalmente suelen caer cosas sobretodo durante el día, cuando da el sol en la roca, por eso queremos arrancar bien de madrugada, para salir temprano de las partes inferiores. De todas maneras esta ruta tiene otra dificultad, iremos montados sobre un glaciar, y los glaciares nunca descansan, siguen avanzando imperceptiblemente, por eso durante la noche tampoco son seguros. Eso me preocupa, y me preocupa sobretodo el comienzo mismo de la vía donde hay que pasar bajo unos cuantos seracs colgantes y felizmente pudimos ver a la tardecita la avalancha de hielo y roca que producen... de cuidado.

Ubicación del Cerro Tolosa, Mendoza. Foto: Google

Es importante por no decir fundamental pasar unos días al pie de cualquier montaña que vayamos a subir, tomarle el pulso, ver donde estan los peligros objetivos, sino uno tiende a pensar que todo es feliz y estático, esa tarde anterior vimos en primera persona que no hay nada estático. Pudimos ver donde estaba el riesgo.

2AM, ya oigo el sonido que hace años esperaba, el de herir el hielo, ese dulce sonido que producen los fierros y el tintineante equipo, ese puñal de acero que se clava en el hielo me transporta a otras vidas donde fui también montaña. Agitada respiración, linternas que iluminan la nieve, la calma de la noche y la ansiedad desatada...estoy en mi medio, a gusto y lo disfruto plenamente. Vuelvo a ver las estrellas y sus colores, Betelgeuse es mágica. El aire helado de la cordillera entra a mis pulmones y me hundo en la más profunda de las montañas, se que como toda ascensión se trata de un viaje hacia el interior de una montaña y de uno mismo. Por más que parezca que subimos en realidad bajamos, el tiempo y el espacio son totalmente relativos aqui, nos vamos adentrando lentamente en los dominios de verticalidad y en nuestras propias debilidades. Esto no es solo montaña, no es solo hielo, roca y viento, es mucho más que eso, si fuera solo eso sería sencillo. Es además una senda de autoconocimiento, donde la voluntad, el compañerismo, la ansiedad, la incertidumbre, el estado físico, las buenas desiciones y la mente juegan un papel decisivo. Se trata de alta montaña y este medio no permite errores de ningún tipo, tenemos que fluir, tenemos que ser parte de la montaña, entenderla y entendernos nosotros mismos.

Vista del glaciar Pata Larga durante el ascenso al cerro Tolosa, Mendoza

Ascenso al Cerro Tolosa, Mendoza


El ascenso por la ruta del "Hombre Cojo"

La ruta básicamente consiste en evitar las zonas de hielo aflorado y tratar de ir por nieve. Esta ruta no hay otra manera de hacerla que en solitario sin cuerda, mientras nos mantengamos en la nieve. Meterse en hielo es meterse en problemas, es distorsionar el tiempo. En el durísimo hielo glaciar hay que asegurar aun en bajas pendientes y comenzar a tirar largos de cuerda, eso es muy lento. Por eso es importante manejarnos con soltura en terreno nevado con una gran tasa de exposición. Hay que tener experiencia en terrenos de este tipo, sino no hay que meterse. El terreno es fácil, pero no permite errores, ni dudas respecto a como desplazarse por un terreno en pendiente de nieve, una patinada es no parar hasta el pie de via. La pendiente va aumentando desde unos 30grados a 45 - 50 grados y tal vez algo más en la parte superior. Nada que con un par de piquetas en puñal no puede hacerse con seguridad. Vamos bien, tranquilos y seguros.

Ruta del Pata Larga al Cerro Tolosa (5.332 mts), Villa Las Cuevas, Mendoza

Las primeras luces nos encuentra a tiempo y muy avanzados en la ruta, hacemos una travesía hacia la iquierda de 150m y entramos en un nevero que debe tener 150m de desnivel. Teníamos la idea de ir por la izquierda por un claro canal de nieve que asciende al borde de unos seracs, pero desde aquí veo que hay un temible serac colgante sobre el camino elegido. Estamos escalando a 4500m y nos movemos con lentitud, no me parece sensato exponernos durante mínimo, un par de horas a los dominios del Scania de hielo colgante. Asi que tenemos dos opciones, o vamos por el centro por una pendiente de hielo glaciar transparente de unos 60grados y 100m ó vamos por la derecha por un terreno que parece más sencillo y con una serie de repisas de hielo entre seracs. Imagino que por el bloquerío de hielo será mas descansado. Armamos la primer reunión del día y salgo a primerear el largo de hielo… 1 , 2 , 3, 4 5 tornillos más tarde me veo inmerso en un lindo terreno que no era para nada lo que esperaba. Lo que de abajo parecía fácil, se torna en un laberinto de bloques de hielo cada vez más empinados. El hielo es a ratos transparente y veteado, tan duro que al primer golpe de piolet estalla, y sobre el cual hay que trabajar con pequeños golpecitos de piolet, para que agarre lo justo y necesario. En este sector los videos y las fotos brillarán por su ausencia.

Ya recorrí unos 30m de cuerda y veo que el sol empieza a dar mas arriba, subo por un canal de hielo a 80 grados y cuando pienso encontrarme con una repisa cómoda al sol para que vengan mis compañeros, llego a un filo cuchillo de hielo cristal totalmente loco e irreal.... De pronto me encuentro en la cumbre de un serac filoso, tan filoso que tengo miedo se quiebre, me asomo al otro lado gancheando su borde... de no se... 3mm ó menos de espesor... un cuchillo de hielo cristal, y el vacio detras y abajo mio y la idea que que estalle todo esto en cualquier momento... me pone muy nervioso, inmediatamente, recuerdo que en mi afán de subir a terreno tranquilo el último tornillo estaba 4m abajo mío. Desescalo un tanto apresurado antes de que se me agoten las pantorrillas, llego felizmente a un resalte y comienzo a pensar que estoy muy a la derecha. Corrijo el rumbo.

Encaro por la izquierda, hago 20m más, poniendo tornillos cada tanto, cosa que cansa tanto como hacer 5 metros de hielo. Trato de ir más rápido, pero no se puede, finalmente me cantan 5 metros, estoy a 10 de la salida, donde da el sol, y donde supongo podre sentarme…. Pero la cuerda no llega, me quedo en sombras, busco un lugar decente para armar el relevo, armo una reunión entre unos seracs, incómodo, a la sombra, agitado, coloco un tornillo en profundo hielo milenario transparente, estalla una fisura horizontal, pongo un par más en diagonal, hacer 60m de hielo duro con pendientes que iban de los 60 a los 90° es algo que cansa bastante, más por la altura, estamos a 4500m. Sospecho que meterme por la derecha del glaciar nos va a costar caro... comienzo a dudar si no era mejor exponernos al Scania colgante ó a la pendiente central de hielo cristal de la vía. En la soledad de mi reunión pienso en que estamos muy lentos, pienso que tal vez no me tendría que haber mandado por aca. Me doy cuenta que estos errores suelen costar la cumbre...

Entro en los dominios de la duda, la culpa y el frio que comienza a comerme el alma.

Campamento en el ascenso al Cerro Tolosa, Mendoza

Glaciar del Pata Larga, Cerro Tolosa, Mendoza

Vienen los compañeros, recuperar cuerda… cansa también, vienen en simultáneo para hacer más rápido. El frio es muy intenso y estamos a la sombra, mi hermano esta hipotérmico de esperar , es imperioso salir al sol. Salgo de nuevo, esta vez ya mas apurado por resolver lo que es el crux de la ruta, me separan 5mts de hielo cristal vertical, dos tornillos, resoplo, y tiro el piquetazo de salida… pero no agarra el piolet, es nieve mezclada con hielo, estalla una vez, cero elegancia.....dos veces... esto son los momentos en donde se lo da todo, y se pierde la calma, la mochila que a esta altura es pesadísima me saca hacia afuera de la pared, tiro un par de pasos de roca en hielo jugados, muy finos y listo, pulsaciones a 150, hiperventilando, pero al sol. Armo reunion, y felizmente les aviso a mis cumpa que veo la salida con claridad al campo de hielo superior.

Estamos en eso cuando se viene una andanada de munición gruesa de hielo y zumbante desde la pared izquierda superior de roca que pasa para nuestra felicidad por el centro del glaciar a nuestra izquierda....por la pendiente de hielo cristal y digamos la que era la vía obvia.... por suerte y mejor dicho... por la elección de ir más a la derecha nos salvamos de estar en el centro de la ruta y cascoteados mal. Me alegra esto, la derecha parece que no resulto tan mal despues de todo...es el sector más protegido.

Sale Martín traveseando en hielo duro y nos metemos en un terreno de nieve con partes de hielo a 45/50/55 grados hasta una reunión de estacas, aqui y dado que estamos un poco cansados y se nos ha ido el horario al carajo, armamos un pseudo ensamble, que básicamente consiste en que el primero se lleva las puntas de las cuerdas por terreno nevado y arma la siguiente reunion a 60m sin poner nada entre medio, el relevo con estacas donde es nieve y sino con tornillos, y le da seguro a los segundos. Vamos en piolet puñal. De esta manera logramos hacer un largo cada 45min los tres, muy rápido y con una mediana seguridad (por lo menos para los segundos). Finalmente y luego de unos 4 ó 5 "largos" asi, llegamos a la salida. Urgente buscamos vivac, es temprano pero para ir a la zona de vivac posta hay que subir por lo menos 150 mts de desnivel mas, elegimos asegurar un vivac en una zona nueva a la derecha... algo feita... pero bien... con nieve para derretir y balcon matero.

El atardecer nos encuentra mateando, derritiendo y pensando en recuperar para al día siguiente tirar la cumbre. Me duermo antes del ocaso, y despierto 1am, con un hambre atroz, algunos cenamos y a seguir durmiendo.

Estamos a 4700, la cumbre a 5300, salimos a las 13hs para arriba, llevamos linterna, agua y solo lo imprescindible, una piqueta, grampones y sin cuerda vamos recorriendo un terreno glaciar de poca pendiente al que hay que buscarle la vuelta para no pisar hielo cristal ni pendientes fuertes. Pasamos por el lugar de vivac posta, que más bien es un campo de futbol con arroyo de agua líquida, reparo y todo lo que se necesita. Seguimos subiendo, nos montamos al plateau y vemos un filo lejano al noreste, ¿y la cumbre cual es?... decidimos ir hasta el filo, sorteamos unas grietas, nos montamos en la cabeza del "hombre cojo", durante unas cuantas horas, para llegar a un filo "escénico" y abrupto desde donde se tiene una vista espectacular del Aconcagua. Del otro lado del filo la DEMENCIA. Continuamos por el filo y vemos la cumbre, media hora más recorriendo un lugar espectacular y llegamos... alegría, abrazos y emoción, no encontramos testimonio, solo un trozo de madera y vemos al sur este como a 1000m la cumbre sur del Tolosa que parece muy dura y lejana por este camino. Hay que bajar de esta cumbre unos por lo menos 150mts y luego escalar unos 200m en roca caótica por un lugar bastante siniestro... A esa cumbre se accede por valle de Horcones y fué subida por primera vez por la condesa MEYENDORFF en 1903 con el guía suizo POLLINGER. En 1907 esa cumbre la sube FEDERICO REICHERT.

Ascenso por el Glaciar del Pata Larga, Cerro Tolosa, Mendoza

Ascenso por el Glaciar del Pata Larga, Cerro Tolosa, Mendoza

Llegamos a la cumbre a las 19hs, estamos un rato y volvemos al vivac, llegando antes de usar las linternas. Esa noche contentos, nos comemos un guisito, no dormimos muy bien porque entre sueños, viento y estrellas pensamos en que nos falta salir, nos falta la parte más delicada, bajar el glaciar. No podemos relajar. La bajada será en pendientes que arrancan en los 60 grados, con nieve, sectores de hielo, hay que rapelar, desescalar, son 600m de desnivel, es mucho. Porque mientras se sube, digamos que va todo de maravillas, pero el patio es grande, el descenso es muy delicado.

Temprano y con mucho frío salimos para abajo, llegando al comienzo de la pendiente abrupta a las 10 más o menos, desescalamos un poco, traveseamos, pero la pendiente es incómoda y peligrosa, el patio es amplio e insondable. Decidimos rapelar a terreno con menor pendiente, 1 rapel de estaca de 60m y el resto 5 más de 60m, de abalakovs. Eureka que compre la aguja para pescar el cordín. Impecable... va como piña.

Esto de los abalakovs implica calma, el que va a encargarse de hacerlos debe estar tranquilo porque es un laburo de precisión, hay que llevar un par de tornillos de 22cm, y un par de agujas para enhebrar. (un par recomiendo, porque pensé mientras la usaba, si se me cae esta aguja para pezcar el cordín, estamos en el HORNO, es imposible pezcar el cordín de otra manera, y un par de tornillos de 22 porque si se te cae el único tambien estas al horno... hay que hacer los agujeros menos profundos...) Dos agujas entonces y dos tornillos de 22cm.

Cuando hablo de tornillos, se entiende lo mejor que puedan tener, y mejor si tienen manijita, lo barato sale caro. El hielo es muy duro, y si los tornnillos no son de primera cuesta mucho meterlos. En este tipo de vías que yo diría no son una locura pero si que no permiten errores, es FUNDAMENTAL tener equipo bueno y en buen estado. Para que? para pasarla bien y disfrutar. Ir con grampones viejos, ó desafilados, sin un buen antiboot, cordines de ferretería, tornillos gastados, botas rotas o gastadas, linterna china, etc es una insensatez.

Los rapeles los ibamos montando en lugares elegidos a conciencia, detras de resaltes de hielo o lomas, por si caia algo por la pendiente minimizando el riesgo.... En este tipo de vías caen cosas... piedras, hielo, de mayor o menor tamaño, desprendimientos en general de los filos rocosos podridos laterales, no demasiado... pero caen....cada tanto. Pasaron varios berolos preocupantes... pero afortunadamente lejos. Mas abajo, inevitablemente nos tuvimos que meter en hielo cristal, y ahi se incomoda todo, rapelar sobre vidrio, estar tres tipos en una reunión de hielo azul de a 60 grados es incomodísimo y cansador. Finalmente salimos a terreno menos empinado y recibimos con alegría la nieve. Empezamos a desescalar en tramos y en otras a bajar de cara a la pendiente con muchísimo cuidado, se formaba sueco de nieve aun con antiboot, hay variación de dureza de nieve, hielo abajo... bah... de todo. Se baja muy lento pero seguro. Uno de nosotros siempre iba relojeando para arriba atento a los que nos tiraban. Y bueno... felizmente llegamos abajo despues de 6 horas y media de descenso, pie de via, culipatín debajo de los seracs de pie de via... y la felicidad... recién ahi relajamos...recien ahi hicimos cumbre.

Ascenso por el Glaciar del Pata Larga, Cerro Tolosa, Mendoza

Ascenso al Cerro Tolosa, Mendoza

Esta ascensión fue posible gracias a que cada uno de nosotros en determinado momento puso lo mejor de si mismo, para resolver las cosas y salir para arriba, como en cualquier montaña importante todos los integrantes de la cordada se revelan fundamentales.

Yo recomiendo que quien lea esto y se sienta atraido por la ruta, que obviamente es linda, esta cerca, y es entretenida, y recomendable, que los que vayan tengan experiencia previa en terrenos nevados de fuerte pendiente, que tengan conocimientos sólidos de escalada en hielo, que sean montañistas con experiencia para poder usar su propio criterio y tomar las decisiones correctas. La ruta es disfrutable solo si se esta a la altura de las cosas. El Tolosa implica tener una visión amplia del montañismo y como resolver cosas rápidamente.

Creo yo que hay que tener años de andar por montañas para meterse en el Tolosa, porque es un cerro serio, me recordó sensaciones de Patagonia y de Perú. Despues de un punto bajar es más peligroso que seguir subiendo por el cansancio acumulado durante la escalada. Consulten el pronóstico, no se manden si hay duda con el clima, nosotros nos guiamos con el snowforecast.com de Penitentes y la repegó toda la semana. Esta ruta bajarla en medio de un pesto puede ser terrible, se siente la seriedad del lugar. Por la ruta caen cosas cada tanto, no demasiado, digamos que tuvimos durante los dos días en la ruta 3 encuentros cercanos, por eso hay que estar pensando siempre ¿adonde me meto si se viene el berolaje? Por el canal de nieve principal a la izquierda hay continuos resguardos en la roca. Las reuniones hay que armarlas detras de lomas de hielo o nieve para no estar expuestos.

Además la ruta debe estar en las condiciones justas, con nieve, ni muy cargada ni muy pelada, si esta muy cargada es avalanchosa porque tiene una media de 45grados en la parte central ... y hay que travesear, si esta a hielo pelado puede ser muy pero muy dura, tengan en cuenta que el terreno de hielo aflorado es durisimo, de hielo muy duro, sin descansos, todo cuesta el triple. Bajarla en estas condiciones demandara rapeles interminables. Y bueno que se yo... suerte... es un lindo cerro.

"Alli arriba puede ver el color de las estrellas, sentí con gusto el aspero sonido del metal hundirse en el hielo, vi lejanas montañas perderse en el ocaso, imaginé el océano y fui feliz, porque supe que alguna vez yo estuve ahi. En aquel torrente de blanco cristal que bajaba por las laderas, me sentía pleno, en él no habia espacio, no había tiempo, solo silencio, viento y voluntad, una y otra vez me adentraba en lo más profundo de mi y en lo más alto de las montañas"

Ascenso al Cerro Tolosa, Expedición del GRAM, Mendoza

Ascenso al Cerro Tolosa, Mendoza


Equipo técnico usado

14 Tornillos de hielo de varias medidas, al menos 2 de 22cm.

10 cintas con mosquetones

2 relevos completos

ATC guide o placa similar

2 estacas

1 Aguja abalakov (llevar otra de repuesto)

15m mínimo de cordin de 7mm para rapel,

2 cuerdas dobles de 60m, 8,5mm

2 clavos de roca

Piolets cortos, de mango recto sin dragonera. (usar autoseguro a las piquetas)

Cascos

Ascenso al Cerro Tolosa, Mendoza

• En el campo vivac que se encuentra arriba de la via bien tirados a la izquierda como 150m mas de desnivel despues de salir de la parte más técnica, hay un arroyo de agua líquida por lo menos en Noviembre.

• Si no se desea bajar por la misma via de ascenso (cosa poco recomendable, salvo emergencia), desde el campo vivac, hay que travesear al noroeste donde aparentemente se puede bajar por la normal, que da a la Qda. Matienzo, pero es un camino muy largo, de un par de días tal vez.

• La cumbre se ve desde el plateau, es el promontorio al este más alto del filo rocoso. Por eso encarar desde el plateau al campo de nieve de la cabeza del "hombre cojo" y luego travesear subiendo a la derecha.

• La entrada de la ruta glaciar abajo es por la roca que esta a la derecha del glaciar, hay que montarse en unos mixtos tranquilos, que se hacen caminando, con grampones y piquetas. Se parte bien abajo de los seracs y se travesea unos 60m a la derecha, para luego volver por un canal mixto a retomar el coulouir lateral derecho del glaciar y meterle para ariba. Al descenso. hay un rapel de un misero clavo tijerita blando para facilitar luego el descenso por un canal de roca.... no cargarlo demasiado....es solo para ayudarse...

• Desde pie de via a 4000m, se sale de la misma a 4600m, 600m de desnivel. Se pueden hacer en 8 horas. La dilatación temporal producida por el hielo, nos llevo a tardar más de 12.

• Es una ruta que puede hacerse en solitario perfectamente si las condiciones son buenas como en este caso, con nieve en todo el recorrido. La bajada puede ser algo lenta, pero se baja. El glaciar no presenta grietas importantes por las cuales haya que ir encordados. Solo es cuestión de mirar y elegir caminos seguros. Las grietas son cerradas.

• Hacer la via en el día completa hasta la cumbre es factible, hay que ir livianos y sin asegurar en ninguna parte. Va a ser un día largo, puesto que la cumbre esta lejos, tal vez un vivac al regreso y luego desescalar la via al otro día para mayor seguridad. Se puede, todo depende del estado físico y la velocidad que desarrollemos.

Atardecer desde el Cerro Tolosa, Mendoza


Cerro Tolosa

Fuente: www.andeshandbook.org

El cerro Tolosa con una altitud de 5332 mts. se encuentra en el Parque Provincial Aconcagua en el sector de Las Cuevas en la provincia de Mendoza.

VIA DEL GLACIAR DEL HOMBRE COJO

Desde Villa Las Cuevas se cruza el río Las Cuevas, frente a unos bloques muy grandes que se ven del otro lado, seguir por la senda entre los bloques y a la izquierda de unas paredes rocosas, siempre en dirección norte después de recorrer unas 5 horas aproximadamente, se llega a un circo de pequeños cerros, al pie del glaciar, allí se ubica el campo base. Ascenderlo requiere una estrategia de aclimatación, se suele usar el campo base a unos 4000 mts. y  un vivac a unos 5000 mts. es conveniente aclimatarse acampando el primer día al margen del río, arriba de la subida,  antes del campamento base.

Es importante observar el estado del glaciar pue es muy inestable y ubicar el mejor itinerario para el día de cumbre, por la "pata larga", que domina el campo base, a su derecha está la "pata corta" mucho más estrecha que ofrece una alternativa más técnica para subir a la parte superior del glaciar. El itinerario del pata larga comienza a la derecha del glaciar, por una sección de roca fácil que da acceso al hielo. Cuando está en condiciones, la mejor opción es superar los primeros 400 mts. subiendo una canaleta de nieve a la derecha del hielo. Si la canaleta no tiene nieve, subir por el hielo. Son aproximadamente 450 mts. de terreno quebrado con resaltes verticales de70° máximo y repisas grandes hasta alcanzar terreno menos empinado de 50°, que suele tener nieve.

Luego se supera un segundo tramo empinado, menos que el primero de 150 mts. con una inclinación máximo de 60° para llegar a la parte superior del glaciar donde se pone plano, de allí, seguir en dirección norte del lado oeste del glaciar, al costado de un filo rocoso, para llegar a una zona plana y rocosa donde se puede vivaquear a 5000 mts. , a partir del vivac, volver al glaciar y seguir subiendo en dirección NNE para llegar al filo cumbrero que es una sección rocosa sin dificultad, seguir el filo en dirección Este hasta alcanzar la cumbre principal, prever de 2 a 3 hs. para este tramo. La bajada se puede hacer por el mismo itinerario, pero es bastante larga con varios rápeles sin equipar. Lo más aconsejable es bajar por el norte desde la zona de vivac.

Hacia la cumbre del Cerro Tolosa, Mendoza. Expedición del GRAM

Acceso al Tolosa: Se accede al Glaciar del hombre Cojo desde Villa Las Cuevas se cruza el río, a la derecha en la foto, frente a unos bloques muy grandes que se ven del otro lado

 

SU HISTORIA

Escasas son las montañas que pueden estar a pocos kilómetros del monte Aconcagua y presumir de cierta prestancia. Tal es el caso del Tolosa, magnífico cerro ubicado al sur del más alto de América y muy próximo a la localidad de Las Cuevas; en un cordón de cumbres que separa el valle de Horcones del de Las Cuevas y del cual también son parte los cerros Dedos y México.

Debido a esta excelente ubicación su cima fue un codiciado objetivo de los primeros exploradores andinos de la zona. En efecto, las visitas a su cumbre comienzan en los albores del siglo XX, a propósito del viaje de luna de miel que Nadine Lougonine von Meyendorff y Conrad von Meyendorff realizan a la región. Posteriormente, en 1908, el gran explorador Federico Reichert alcanzaba por tercera vez su cúspide. En este ascenso, describe que desde la cima “se presenta majestuosamente el macizo de Aconcagua con su fascinante precipicio de hielo meridional, sobrepasando su cumbre en más de 1.000 metros nuestro punto de observación. Estas y otras de las primeras expediciones que ascendieron el Tolosa, tomaron como ruta de ascenso el portezuelo que forma con el cerro México, accediendo a él a través del valle de Horcones. Alrededor de 40 años después, en febrero de 1945, los estadounidenses Arthur Emmons y Teodoro Crombie, junto al argentino Miguel Caffaro, abren una nueva aproximación a la montaña. Esta se realiza por el poniente a través de la quebrada de Matienzo, tributaria del valle de Las Cuevas.

Sin embargo, desde el punto de vista escénico y deportivo, su principal atractivo radica en su famoso glaciar del Hombre Cojo, masa de hielo cuya denominación hace alusión a la curiosa forma que presenta al bajar por su ladera meridional y sobre la cual se han desarrollado las más atractivas rutas hasta su cima. Tal es el caso de la vía que recorre la “pata larga”, abierta en 1960 por Alfredo Magnani, F. Monserrat y otros y la “pata corta”, abierta por Gustavo Pizarro y Manuel Donoso el 12 de septiembre de 1992. Otra importante vía, es la abierta en noviembre de 2010 por Luciano Fiorenza, a través de una canaleta por su cara sur. Por su parte en el 2015 los argentinos Gabriel Fava y Roberto Piriz abren una ruta en el espolón suroeste a la que llaman Dioses del Ocaso.


Vista de la cara sur del Aconcagua desde el cerro Tolosa, Mendoza

 

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Accidente fatal en el cerro Tolosa

  • Sombra Tumb

    Primera escalada de la Pared este del Volcán Tupungato , Provincia de Mendoza

  • Sombra Tumb

    Mueren 2 andinistas en el Volcán Puntiagudo en Chile

  • Sombra Tumb

    Centro de Montaña Villa Las Cuevas, en la Frontera de los Andes. Provincia de Mendoza

  • Sombra Tumb

    Se realizó en el Volcán Lanin un simulacro de Rescate

  • Sombra Tumb

    Guilllemo Vieiro: un andinista de fuerte voluntad y gran temple


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.



  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA