Cerrar
Junio 2016 – Noticias y Novedades
Cómo prepararnos y organizarnos cuando escalamos en invierno

Empezar a realizar montañismo técnico invernal, plantea que logística y preparación
debemos realizar

- 02/06/2017 -

Al realizar una actividad invernal donde el terreno puede ser variado y expuesto, donde el tiempo depende del peso a transportar y de la velocidad como alpinista, y en la cual la información de la que disponemos no es suficiente como para estar seguros de si necesitaremos un día o dos para finalizarla, debemos tener claro que lo que prima es la seguridad y la anticipación a los posibles acontecimientos. Además, debemos entender que se tarda tiempo en hacerse con el material necesario para realizar actividades técnicas de esta índole.

Escalada en hielo invernal. Foto: www.comunidadumbria.com

Por otro lado, no hay que olvidar que las dudas o errores cometidos en el pasado, así como nuestra mejoría como alpinista que nos lleva a intentar aligerar o modificar el equipo a medida que las actividades son más comprometidas y largas, teniendo en cuenta siempre la constante evolución del material, son factores que siempre influyen en el resultado. Sin embargo, aquí no nos sirve con quedarnos con las técnicas de siempre, hay que intentar evolucionar a medida que el deporte lo hace, mejorando como deportista y buscando nuevos objetivos.

Antes de comenzar una actividad de un nivel más técnico del habitual conviene prepararse bien, probando las distintas actividades de roca, hielo y nieve en sitios de fácil acceso para llegar a conocernos mejor. Debemos familiarizarnos con todo el material y probar rutas algo menos comprometidas al principio, escalar con bota dura en escuelas de deportiva con vías fáciles, muros de hielo cercanos o vivac menos comprometidos en lugares próximos a algún refugio para ver si nos sentimos cómodos con lo que habíamos previsto. Para llegar a conocerse mejor uno mismo no sirve simplemente con soñar o que otros nos den su opinión, cada uno actúa de manera individual a la hora de formar parte del equipo y no debemos supeditar nuestra seguridad al modo de proceder de un compañero.

Además de tener todos estos conceptos claros, y del material descrito alo largo del artículo, necesitaremos disponer de buena información de la ruta, su aproximación, el descenso, las posibles vías de escape, el tiempo estimado, un mapa, una brújula, etc. Conocer el parte meteorológico del día de la actividad y del día de después si la actividad así lo requiere también es fundamental.

Ascenso en escalada en hielo. Foto: www.guiasdetena.com

Ascenso invernal al Cerro Torre, Santa Cruz. Foto: www.klaketa.net


Material personal

Lo primero que debemos tener claro es que el material tiene que estar bien organizado durante la actividad de manera que podamos maniobrar bien y no perdamos calor en paradas innecesarias. También es importante estar preparados para los distintos imprevistos, como la llegada de la noche o los cambios meteorológicos repentinos. Cada miembro de la actividad tiene que estar listo de manera individual, tanto en lo concerniente al material personal, como a la seguridad, conociendo las distintas maniobras o técnicas sin que tener que depender constantemente de otros.

Debemos ir tranquilos si queremos disfrutar y hacer disfrutar a los demás de la actividad. Todos conocemos o hemos visto a alguien que alguna vez se ha apuntado a una actividad y desde un primer momento no ha sabido relajarse y disfrutar, lo que le ha llevado a pensar en abandonar y pasarse a otra actividad más sencilla. En actividades muy técnicas es fundamental conocer bien al compañero, ya que el alpinismo no es un simple paseo por el parque, sino una actividad con cierto riesgo donde todos los años mueren muchas personas.

Material personal para escalada en hielo. Foto: www.os2o.com

También podemos echar unos calcetines extras, por si tenemos que pasar la noche en un vivac de emergencia o para cuando tenemos los pies mojados. Para evitar que nos ocurra esto, sería buena idea ponerse los calcetines secos, una bolsa en cada pie y luego la bota, de manera que el pie estará seco y caliente y la bota seguirá con su función de aislante evitando que se quede rígida por el frío de la noche. No es buena idea escatimar en cuanto al material personal: ¡no te dejes nada, ya que nunca sabes que puedes necesitar! Todo puede ser imprescindible.


Material técnico

El material técnico que debemos llevar dependerá del tipo de actividad que vayamos a realizar. Si no sabemos con exactitud qué es lo que nos vamos a encontrar, es conveniente llevar lo necesario para poder salir airosos de cualquier situación. El terreno de alta montaña está en constante cambio por lo que todo el material técnico que hemos incluido en la lista se utiliza y suele ser suficiente para poder progresar en actividades técnicas en general. Sin embargo, recuerda que es más importante un buen puñado de conocimientos, que el mejor material. Saber emplearlo correctamente y tener una técnica gestual de progresión rápida es primordial, sabiendo dónde tenemos todo en cada momento y acertar de manera eficaz con el seguro a colocar.

Ascenso con el grupo al Pico Tarija, Bolivia. Proyecto Mujer Montaña. Foto: Griselda Moreno

Escalada Extrema en Roca y Hielo Garth Hattingh Blume (Joe Josephson en Montañas Rocosa USA)

Escalada Extrema en Hielo. Foto: www.cintaexpress22.blogspot.com.ar

Las actividades invernales en nuestro país son cortas, y si no pensamos salir fuera es conveniente ponerse a tono al principio de la temporada. Si hemos escalada bastante, debemos acostumbrarnos a trabajar con bota dura y crampones, colocar tornillos de hielo y volver a habituarnos al manejo de los piolets. Practicar reuniones diferentes a las habituales viene bien para ganar en creatividad, para posteriormente ganar también en agilidad y mejorar en la seguridad simple (reuniones certeras y seguras con el mínimo material).


Material para vivac

En una actividad donde no tenemos garantizado el terminar antes de que anochezca, o como simple seguro, conviene llevar una funda de vivac y una manta americana para aislarnos del frío. Algunas mochilas llevan esterillas ligeras incorporadas, pero también podemos utilizar ésta para aislarnos más del suelo, a veces también se puede incluir en el material media esterilla cortada. Con todas las capas puestas y las botas aflojadas pasaremos una incómoda noche, pero evitaremos males mayores. Si tenemos claro que vamos a pasar la noche fuera, personalmente llevaría un saco de plumas y otro de fibra, ambos ligeros, y que juntos pesen alrededor de los 1.200 gramos, para poder descansar mejor.

Éstos se deben combinar en función del estado de la pluma del saco, si ésta está seca se pondría el saco de fibra por fuera, en caso contrario (que la pluma esté húmeda) se pondría el saco de fibra por dentro. Se trata de combinar los sacos según su estado y la climatología. Si llevamos un buen plumífero, y no queremos cargar con demasiado material, con llevar el saco de fibra podemos aguantar una noche, pudiendo realizar una cueva en la nieve. Afortunadamente todo se puede combinar en función del frío previsto, y en caso de mucho frío, no nos quitaremos las botas con bolsas de plástico, nos meteremos en el saco y nos arrimaremos bien al compañero, evitando que el viento nos quite calor.

Vivac bajo la Torre principal del Cerro Torre. Foto: Leonardo Proverbio

Durante el ascenso al Cerro Río Blanco. Foto: Galuco Muratti

Recuerda que estamos hablando de actividades técnicas, donde llevar más cosas nos produciría demasiado peso, por lo que nos veremos obligados a tomar diferentes decisiones respecto a la logística dependiendo del tipo de actividad. Cada cual tiene que tomar sus propias decisiones en base a sus objetivos, sin exponer la vida gratuitamente. El sentido común y la propia supervivencia hace que tomemos muchas veces decisiones acertadas, si a éstas le añadimos estar bien preparados, al final serán simplemente anécdotas para aprender y recordar.


Alimentación e hidratación

La mejor manera de estar hidratados durante cualquier actividad es prevenir, bebiendo agua de manera constante antes de la actividad y cuando el agua sea accesible. Durante la actividad llevaremos agua, evitando que se nos congele y bebiendo a sorbitos con heroicidad. También podemos llevar un termo con un caldito caliente que nos temple el cuerpo y comida de picoteo que no se hiele, alta en calorías.

Si piensas pasar la noche fuera, la comida deshidratada y las pastillas de caldo vegetal vienen muy bien y pesan poco. Esta también se puede echar como alimento de supervivencia en caso de necesidad. 100 gramos de comida deshidratada compuestas por arroz, setas y atún equivalen a una buena cómoda de unos 400 gramos. Siempre tenemos que dar prioridad a la hidratación, por lo que si tenemos que elegir entre cocinar o derretir agua, la segunda es la opción más acertada y la podemos combinar con una pastilla de caldo que nos templará el cuerpo. En caso de cocer agua es recomendable echar pastillas potabilizadoras.

Escalada Extrema en Roca y Hielo. André Vancampenhound - North America Wall

Escalada Extrema en Roca y Hielo. André Vancampenhound - North America Wall


Accesorios

Llevaremos lo necesario para poder solventar aquellos imprevistos de manera rápida y precisa, tanto avisos de emergencias, como aplicaciones de primeros auxilios, como reparaciones necesarias durante la actividad o incluso mejoras en el material. Si la actividad lo requiere llevaremos ARVA, sonda y pala, teniendo en cuenta no solo la actividad de ascenso, sino la de bajada también.

Si algo del material que vamos a llevar no sabemos cómo utilizarlo, deberíamos informarnos antes de la actividad de su funcionamiento con alguien que sepa más que nosotros.

Recuerda que el alpinismo es otro juego más de la vida, que nos sirve para conocernos y evaluarnos… si forzamos demasiado o damos por sentado ciertas cosas, dejará de ser un juego y pondremos en peligro nuestra vida de forma innecesaria.

Rolando Linzing y Guillermo Glass durante el primer ascenso invernal (julio 2004), Catamarca. Foto: Dario Bracali

 

Fuente: www.eldiario.es

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Evolución del equipamiento de escalada a través de la historia

  • Sombra Tumb

    Como entrenar y alimentarse en la práctica del Montañismo

  • Sombra Tumb

    La primera ascensión invernal al Volcán Veladero, en la
    Provincia de La Rioja

  • Sombra Tumb

    Escalando en solitario
    entre nieve y hielo

  • Sombra Tumb

    Ascenso invernal al Cerro Torre, Chaltén, Provincia de Santa Cruz

  • Sombra Tumb

    Expedición Invernal al
    Aconcagua de 1953


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.org.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.



  • Equipo CCAM

Notas Relacionadas

  • Sombra Tumb

    Evolución del equipamiento de escalada a través de la historia

  • Sombra Tumb

    Como entrenar y alimentarse en la práctica del Montañismo

  • Sombra Tumb

    La primera ascensión invernal al Volcán Veladero, en la Provincia de La Rioja

  • Sombra Tumb

    Escalando en solitario entre nieve y hielo

  • Sombra Tumb

    Ascenso invernal al Cerro Torre, Chaltén, Provincia de Santa Cruz

  • Sombra Tumb

    Expedición Invernal al Aconcagua de 1953


  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA