Cerrar
Mayo 2017 – Noticias y Novedades
Murió en el Everest el suizo Ueli Steck

Escalaba en solitario, aclimatando, cuando a 7.200 metros de altura, en un punto en el que hay que superar un muro de roca, cayó fatalmente 900 metros al vacío

- 04/05/2017 -
Por Cristina  Barraza y Guillermo Martin

El suizo Ueli Steck  de 40 años de edad, uno de los más experimentados escaladores contemporáneos, fue encontrado muerto el pasado 30 de abril en la base de la cara de Nuptse, cerca del Campamento II, en el Monte Everest. La muerte del joven escalador suizo es la primera de la temporada en la montaña más alta del mundo.

Ueli Steck. Foto: www.sopitas.com

Dinesh Bhattarai, director general del Departamento de Turismo, dijo: "Se deslizó a unos 1.000 metros del campamento" para luego caer 900 metros, por lo que su cuerpo quedó desmembrado en fragmentos, salió del campamento II a las  dos de madrugada del domingo”

The Himalayan Times informó que el escalador suizo  fue visto por última vez a las 4:30 am subiendo Nuptse (7861m). La subida la realizaba  para aclimatarse a un intento de escalar el Everest (8848m) por la rara vez intentada ruta Hornbein-Unsoeld, de 1963, en el West Ridge, la intención era descender por la ruta normal del South Col, atravesar la ruta normal de Lohtse y ascender a la cumbre de Lhotse (8516m) para finalmente  descender de regreso al Everest Camp II, completando, de esa forma, un bucle de luz y rápida escalada.

Steck pretendía hacer la ruta Everest-Lhotse sin óxigeno, le acompañaba su amigo y Sherpa Tenzing, que durante las últimas jornadas se había quedado en el campo base de la montaña más alta del planeta recuperándose de unas congelaciones producidas unos días antes. Para no perder aclimatación, Ueli siguió ascendiendo en solitario y es entonces cuando se produce el fatal accidente.

Monte Everest. Foto: www.am860theanswer.com

El cuerpo de Ueli Steck fué llevado en helicóptero a Katmandú. Foto: Narendra Shrestha, agencia EPA


Steck  había publicado en Facebook por última vez el 26 de abril, cuando escribió:
“Ascensión rápida desde el campo base hasta los siete mil metros y regreso. Creo en aclimatar de manera activa. Es más efectivo que pasar noches en altura”.

El accidente ocurrió cuando  Ueli se encontraba a, aproximadamente, 7.200 metros, al final de la primera mitad de la pared, en un punto en el que hay que superar un muro de roca, que es en el que aparentemente cayera. Unos sherpas que estaban descansando en el C2 han visto la caída y dos militares ingleses, dos sherpas Aspirantes a Guia, el alpinista iraní Mehidi y el escalador peruano  Victor Rimac, fueron  en su búsqueda encontrándole muerto al pie de la pared del Nuptse. Otros escaladores que ascendían el Everest lo vieron  y pidieron que se lo  rescate. Las  partes de su cuerpo fueron  recuperadas y llevadas a Lukla, donde se encuentra el único aeropuerto en el área del Monte Everest.

Este intento de  escalar el Monte Everest y el Monte Lohtse en la misma expedición,  constituía   la segunda vez  que,  desde 1963, alguien intentara subir  por la "ruta de Hornbein" para lo cual se había estado preparando  durante cuatro meses. No diré que es una travesía fácil", dijo Steck en un video, describiendo el encadenamiento en Lhotse. "Todo ya se ha subido una vez, pero todo el enlace nunca se ha hecho.”

Antes de partir en su expedición, escribió en Facebook: "Mi mente ya está en Nepal. Estoy super motivado. "Creo que estar en la montaña es lo mejor de la vida. Una vez que sales, eres libre y puedes hacer lo que te gusta hacer.”

El cuerpo de Ueli Steck trasladado a Katmandú. Foto: Narendra Shrestha, agencia EPA

Voluntarios de Nepal y amigos del escalador suizo Ueli Steck llevan su cuerpo en un hospital de Katmandú el 30 de abril de 2017. Foto: Getty, www.heavy.com


Quien era Ueli Steck

Carpintero de profesión, Steck nació el 4 de octubre de 1976 en Langnau im Emmental, al este de Berna, en una familia muy vinculada al deporte.

A los 12 años se inscribió en el club alpinista suizo y desarrolló una fascinación por "el contacto con la naturaleza y los acantilados".

A la edad de 17 años, Steck logró la novena calificación de dificultad (UIAA) en la escalada.

A los 18 años escaló la cara norte del Eiger y el Pilar Bonatti en el macizo del Mont Blanc.

En junio de 2004, él y Stephan Siegrist escalaron el Eiger, el Mönch y el Jungfrau en 25 horas.

Ueli Steck murió en lo que mejor hizo, el montañismo. Foto: Keystone

Ueli Steck y David Goettler entrenando en la región de Khumbu, Nepal. Foto: www.uphillathlete.com

Otro éxito fue la llamada "Expedición Khumbu-Express", en el año  2005, por la  lo cual la revista Climb lo nombró como uno de los tres mejores alpinistas en Europa. El proyecto consistió en la primera subida en solitario de la pared norte de Cholatse (6,440 m) y la pared este de Taboche (6505 m).

Muy rápido, sus proezas se hicieron famosas. Con la llegada de los primeros patrocinadores, Stock, entonces en la treintena, decidió dedicarse a tiempo completo al alpinismo. Se sometió a duros entrenamientos, con la ayuda de un fisioterapeuta, privilegiando la resistencia sobre la técnica.

La  fama de Steck se acrecentó  cuando rompió el récord de velocidad en la cara Norte del   Eiger  tres veces, primero en  3 horas, 54 minutos, en 2007, luego en 2:47:33 en 2008, y finalmente lo hizo en 2:22:50 en el año 2015.

Steck  casi murió en 2007 mientras escalaba  la cara del sur de Annapurna en Nepal; un desprendimiento le hizo precipitarse al vacío, cayendo 300 metros por la pared, afortunadamente  el accidente solo le produjo   algunas heridas menores.

La cara sur del Annapurna es uno de los más tremendos abismos del planeta. De tres kilómetros de altura, está recorrida por glaciares verticales que se alternan con grandes barreras de roca fuera de la plomada. Por si fuera poco, la característica inestabilidad de la montaña hace que esté continuamente barrida por avalanchas y caídas de piedras. Derrumbes que han causado la muerte de varios de los mejores alpinistas durante los útimos cuarenta años.

Ueli Steck el 13 de febrero de 2008, cuando se subió a través del Eiger en un tiempo récord de 2 horas y 47 minutos.
Foto: Keystone / Robert Bösch

Ueli Steck escalando en solitario el Annapurna, 2014. Foto: Dan Patittuci


En mayo de 2008, volvió a escalar  el Annapurna
, pero  interrumpió su ascenso debido a una amenaza de avalancha. Sin embargo a la semana siguiente, subió para ayudar a su amigo el escalador español  Iñaki Ochoa de Olza, que se había caído y agonizaba en el último campamento a 7400 metros. Después de auxiliar al compañero de éste, el rumano Horia Colibasanu, no pudo más que  proporcionarle una inyección de dexametasona para tratar de reanimarlo, y  pasar la última noche con él.  En ese mismo año, Steck fue el primero en recibir el Premio Eiger por sus logros en montañismo.

Al año siguiente recibe su primer Piolet d'Or  por haber abierto una nueva ruta en la cara norte del Tengkampoche , conjuntamente con Simón Anthamatten.

En 2014 Steck hizo el primer ascenso en solitario del Annapurna, y ganó su segundo Piolet d'Or. «Cumbre en solitario, cara Sur». Escueto y veloz como sus escaladas, el alpinista suizo no necesitó más que cuatro palabras para comunicar al mundo desde su móvil, en la cima del Annapurna (8.091 metros) ,que acababa de subir una de las más bestiales, difíciles y peligrosas paredes del Himalaya.

En 2015, Steck decidió escalar los 82 picos más altos de los  Alpes, aquellos que superaran los 4000 metros, viajando  entre las montañas exclusivamente a pie, en bicicleta y en parapente Completó la hazaña en 62 días, ayudando esta hazaña  a consolidar su reputación como la "Máquina Suiza".

En abril de 2016, Steck y su socio alemán de montañismo, David Göttler, encontraron los cuerpos de Alex Lowe y del parapentista  David Bridges quienes en 1999, Lowe habían muerto en  una avalancha mientras que buscaban una ruta hasta Shishapangma  para intentar el primer descenso del esquí.

Alpinista Ueli Steck en su espectacular tour de cuatro miles en el 2015. Foto: Facebook Ueli Steck


Steck también  llegó a los titulares mundiales en 2013
, cuando él, conjuntamente con  el montañista  italiano Simone Moro y el fotógrafo británico John Griffith, protagonizo  un episodio por haber sido  agredidos  por docenas de sherpas en el campamento 2 a 6.400 metros en el monte Everest. El asalto ocurrió unas horas después de que los tres escaladores hubieran alcanzado la cuerda que habían fijado los sherpas  para preparar la ruta de  las expediciones comerciales, lo que originó un injustificado  reclamo. Los atacados salvaron sus vidas gracias a la intervención de otros montañistas occidentales que los protegieron.

Los tres escaladores europeos cancelaron  su intento de escalar el Monte Everest  y por su desilusión y enojo Steck juro  no volver al Everest, diciéndole a un sitio web suizo que su "confianza se había ido “. La promesa quedo incumplida…

Ueli Steck (izquierda) junto al fotógrafo británico Jonathan Griffith (centro) y el italiano Simone Moro (derecha), en una tienda de campaña tras un altercado con guías sherpas de Nepal en el campamento 2 en el Everest, 2013. Foto: Agencia AFP


Reconocimientos

Famoso por sus ascensos en estilo alpino y por batir diversos récords de velocidad a la hora de coronar y descender cimas destacadas (práctica conocida como speed climbing o alpinismo de velocidad), especialmente en las Grandes caras norte de los Alpes, fue merecidamente premiado a  lo largo de su  exitosa trayectoria.

En 2008  recibió el   Premio Eiger 2008 por sus actuaciones alpinistas. En 2009 el  Piolet d'Or por la ascensión en estilo alpino de la cara norte del Tengkampoche. En el año el  2010  se le entregó el Premio Karl Unterkircher  por su versatilidad de escalada; en el 2014 consigue  su segundo  Piolet d'Or por su ascensión en solitario de la cara sur del Annapurna y en el 2015   la National Geographic  lo premió como el Aventurero del Año.

Piolet D'or para Ueli Steck por su ascenso en solitario a la cara sur del Annapurna sur. Junto a él, Ian Welsted y Raphael Slawinsky (Ascenso al K6 por la cara oeste-noroeste). Foto: Ralph Stohr, www.klettern.de


Algunas de estas frases  y acciones  nos revelan su manera de sentir:

“Comencé a practicar sistemáticamente el alpinismo en mi tiempo libre. Por el contrario, nunca pensé en convertirme en profesional un día", explicó en 2015 el prodigio suizo en una entrevista con la AFP (Agence France Presse).

"No busco que se hable de mis récords, es mi placer personal lo que guía mis pasos", añadió.

A Steck le gustaba alejarse de los medios de comunicación durante sus ascensiones para poder tomar "la decisión correcta en una pared". Afirmaba que el dinero y la gloria nunca le habían importado, y que estaba satisfecho con que sus ingresos superaran su antiguo salario de carpintero.

Sus detractores señalaban la ausencia de pruebas de GPS o fotografías para dar veracidad a algunas de sus hazañas. Su respuesta fue: "Hay mucha envidia y tengo que aceptarla"

Refiriéndose a su  intento de rescatar con vida de Iñaki Ochoa de Olza expresó "Estuvo bastante claro cuando recibimos el mensaje el ir a ayudarle. La gente puede pensar en héroes y en cosas así, pero no tiene nada que ver con eso: se trata de que somos seres humanos y es algo que sale de forma natural. Todos tenemos una vida, no hay más oportunidades. Sabíamos que Iñaki estaba allí arriba y que tenía problemas serios. Y hoy volvería a hacerlo".

Ueli Steck escalando en el Everest. Foto: www.theadventureblog.blogspot.com.ar


Los homenajes se han multiplicado tras el anuncio de su muerte

Will Gadd, el prominente escalador en hielo canadiense dejo en su blog estas palabras: “ Oh, mierda, Ueli. Me sabe realmente mal que no lo lograras. La última vez que te vi, caminamos y escalamos aquí en Canmore, y luego tú corriste a subir las montañas que estoy viendo ahora mismo con los demonios de tu último viaje al Everest corriendo tras de ti. Pude ver la presión en tus ojos y la brusquedad en tu movimiento, y resultaba claro que sentías una terrible carga. Era en virtud de tu carácter que te preocupabas tanto, siempre... Con el tiempo, tiraste para delante, pero cuando escuché las noticias del Everest supe que los demonios te habían atrapado. Nos atraparán a todos al final, pero maldición, deseaba que te hubieras quedado más tiempo. En una época en que los deportistas definen sus propios 'logros' en Instagram y difunden sin fin su autoimpuesta "dureza y sufrimiento", tú no lo hacías. Tú escalabas, y lo amabas, y pensabas larga y profundamente sobre el juego de la montaña. El sufrimiento no existía porque era más pequeño que el objetivo. Para cumplir grandes sueños, necesitas grandes objetivos. Tú vivías tus sueños mejor que cualquiera que haya conocido jamás. Sigo llorando mientras escribo esto.

Lloro por el motivado pero algo rechoncho chico que nos llevaba a la pared en una cafetera de coche con el maletero que no funcionaba. Por el tío que se levantaba antes que nosotros y correría a la panadería local para comprar dos pastas frescas para todos excepto para él…, que compartía su casa, hogar y amor cuando yo vivía allí durante meses y batallábamos en la primera Copa del Mundo de Hielo “.El resto del largo e interesante texto escrito por Will Gadd, disponible en su blog,  termina con un "adiós y gracias Ueli".

Ueli Steck, conocido como “Swiss Machine”. Foto: Wikipedia

Ueli Steck, en uno de sus ascensos en el Himalaya. Foto: Colección Ueli Steck


El alpinista británico Kenton Cool, que conquistó el Everest en 12 ocasiones
, dijo en Twitter que Ueli Steck era "un hombre que nos mostró que todo es posible en las montañas y más allá".

Alyssa Azar la más joven escaladora de Australia que haya logrado alcanzar el pico del Monte Everest  dijo, después de su muerte, que para ella Steck fue una gran inspiración. “Fue el mejor en su generación…La forma en que escaló fue increíblemente impresionante, su habilidad técnica y su habilidad física... definitivamente me inspiraron." Ms Azar dijo que la montaña que Steck estaba subiendo cuando él murió es un recorrido muy peligroso y  que requiere mucha habilidad. “Sé que Nuptse puede ser una escalada bastante técnica y que tienes que tener mucha habilidad para escalar hielo y ser bastante autosuficiente y  escalarlo en solitario es extremadamente arriesgado", dijo.

El periodista y montañista Billi Bierling rindió homenaje a su amigo en un artículo diciendo entre otros conceptos que: “Lo que siempre me gustó de Ueli fue su modestia y el hecho de que a pesar de sus sorprendentes logros estaba parado en  la tierra, nunca se mostró arrogante. Cuando se mira el CV en su Web site, dice: "Profesión: carpintero entrenado" y esa frase está puesta antes de que  él liste todos sus increíbles  logros en la montaña. Recuerdo cuando una vez le pregunté cómo podía no tener miedo al escalar caras gigantescas sin cuerda y me respondió: "Escalar es como subir las escaleras. Nunca espero resbalar y caer. ¿Y tú? "Y esto es exactamente como él veía escalar - como caminar por las escaleras. Pero desafortunadamente, el domingo estas escaleras se volvieron fatales para él. Es una gran pérdida para la comunidad escaladora,  para sus amigos y familiares y por supuesto una gran pérdida para su esposa Nicole. Mis pensamientos están con todos ellos y sin duda recordaré a Ueli como un alpinista increíble, un buen amigo y una inspiración para mucha gente. A pesar de su fervor por ascensos rápidos, nunca perdió su amor y pasión por las montañas.”

Una de las últimas imágenes de Ueli Steck en el Everest antes del accidente fatal. Foto: Facebook Ueli Steck


El último adiós

El jueves 4  el  cuerpo del legendario montañista suizo fue cremado en Nepal en una ceremonia celebrada  por  monjes del Monasterio Budista Tengboche , templo que se encuentra rodeado  por los picos  del Himalaya ,incluido el Everest ,en donde Steck perdiera su vida.

La semana pasada habían llegado a Nepal su esposa Nicole y otros familiares cercanos; todos ellos  arribaron desde Katmandú, acompañando el cuerpo sin vida de Steck , para asistir al rito  funeral ,llevado a cabo en el sitio de cremaciones del Monasterio.

La familia rodeó la pira funeraria  desde que fuera  encendida, mientras los monjes ofrecían sus oraciones y su música. Posteriormente los familiares  se llevaron parte de las  cenizas del deportista  a  Suiza, su país natal.

Monasterio de Tengboche. (3.860 msnm). Foto: Marcelo Lisnovsky

Un helicóptero trasladó los restos del alpinista desde Katmandú al monasterio budista. Foto: www.sport.es

Familiares de Ueli Steck llegan al lugar donde se celebrará la ceremonia de creamción en Tengboche.
Foto: AFP, Prakash Mathema

Monjes del monasterio camino a Tengboche, acompañando a familiares y amigos de Ueli Steck. Foto: Agencia AFP

Notas Relacionadas:

  • Sombra Tumb

    Cuando la vida del montañista se vuelve un juego

  • Sombra Tumb

    Ueli Steck llega a la cima del Annapurna por la
    Cara Sur en solitario

  • Sombra Tumb

    Muere el montañista ruso Alexey Bolotov, compañero de Denis Urubko en el Everest

  • Sombra Tumb

    Pelea y graves incidentes entre Montañistas y Sherpas
    en el Everest

  • Sombra Tumb

    Reflexiones sobre el ego y la ascensión al Everest

  • Sombra Tumb

    La Increíble Primera ascensión Invernal al Everest por
    los polacos en 1980


Números Publicados de la Revista Digital de Montaña

  • Marzo 2017
    Marzo 2017 - Nº 54
  • Julio 2016
    Julio 2016 - Nº 53
  • Enero 2016
    Enero 2016 - Nº 52
  • Agosto 2015
    Agosto 2015 - Nº 51
  • Abril 2015
    Abril 2015 - Nº 50
  • Enero 2015
    Enero 2015 - Nº 49
  • Agosto 2014
    Agosto 2014 - Nº 48
  • Junio 2014
    Junio 2014 - Nº 47
  • Abril 2014
    Abril 2014 - Nº 46
  • Febrero 2014
    Febrero 2014 - Nº 45
  • Diciembre 2013
    Diciembre 2013 - Nº 44
  • Octubre 2013
    Octubre 2013 - Nº 43
  • Agosto 2013
    Agosto 2013 - Nº 42
  • Junio 2013
    Junio 2013 - Nº 41
  • Abril 2013
    Abril 2013 - Nº 40
  • Noviembre 2012
    Noviembre 2012 - Nº 39
  • Junio 2012
    Junio 2012 - Nº 38
  • Noviembre 2011
    Noviembre 2011 - Nº 37
  • Julio 2011
    Julio 2011 - Nº 36
  • Junio 2011
    Junio 2011 - Nº 35
  • Mayo 2011
    Mayo 2011 - Nº 34
  • Abril 2011
    Abril 2011 - Nº 33
  • Enero 2011
    Enero 2011 - Nº 32
  • Diciembre 2010
    Diciembre 2010 - Nº 31
  • Noviembre 2010
    Noviembre 2010 - Nº 30
  • Octubre 2010
    Octubre 2010 - Nº 29
  • Septiembre 2010
    Septiembre 2010 - Nº 28
  • Agosto 2010
    Agosto 2010 - Nº 27
  • Julio 2010
    Julio 2010 - Nº 26
  • Junio 2010
    Junio 2010 - Nº 25
  • Mayo 2010
    Mayo 2010 - Nº 24
  • Abril 2010
    Abril 2010 - Nº 23
  • Marzo 2010
    Marzo 2010 - Nº 22
  • Febrero 2010
    Febrero 2010 - Nº 21
  • Enero 2010
    Enero 2010 - Nº 20
  • Diciembre 2009
    Diciembre 2009 - Nº 19
  • Noviembre 2009
    Noviembre 2009 - Nº 18
  • Octubre 2009
    Octubre 2009 - Nº 17
  • Septiembre 2009
    Septiembre 2009 - Nº 16
  • Agosto 2009
    Agosto 2009 - Nº 15
  • Julio 2009
    Julio 2009 - Nº 14
  • Junio 2009
    Junio 2009 - Nº 13
  • Mayo 2009
    Mayo 2009 - Nº 12
  • Abril 2009
    Abril 2009 - Nº 11
  • Marzo 2009
    Marzo 2009 - Nº 10
  • Febrero 2009
    Febrero 2009 - Nº 9
  • Enero 2009
    Enero 2009 - Nº 8
  • Diciembre 2008
    Diciembre 2008 - Nº 7
  • Noviembre 2008
    Noviembre 2008 - Nº 6
  • Octubre 2008
    Octubre 2008 - Nº 5
  • Septiembre 2008
    Septiembre 2008 - Nº 4
  • Agosto 2008
    Agosto 2008 - Nº 3
  • Julio 2008
    Julio 2008 - Nº 2
  • Junio 2008
    Junio 2008 - Nº 1

Noticias y Novedades de Montaña del CCAM


Es nuestra misión dar a conocer la Cultura de Montaña Argentina y por lo tanto es prioritario que si es utilizado nuestro material visual, acuerden con la institución su uso.
Si están interesados en el material fotográfico del CCAM, le sugerimos que se contacten a: info@culturademontania.com.ar

Todo el material fotográfico del CCAM es restaurado y publicado en alta resolución.



  • Equipo CCAM

Notas Relacionadas

  • Sombra Tumb

    Cuando la vida del montañista
    se vuelve un juego

  • Sombra Tumb

    Ueli Steck llega a la cima del Annapurna por la Cara Sur en solitario

  • Sombra Tumb

    Muere el montañista ruso Alexey Bolotov, compañero de Denis Urubko
    en el Everest

  • Sombra Tumb

    Pelea y graves incidentes entre Montañistas y Sherpas en el Everest

  • Sombra Tumb

    Reflexiones sobre el ego y
    la ascensión al Everest

  • Sombra Tumb

    La Increíble Primera ascensión Invernal al Everest por los polacos en 1980


  • Revista Digital
  • Suscribite a Noticias de Montaña


    • Seccion Técnica & Entrenamiento
    • Seccion Guías de Montañas Argentinas
    • Sección Arqueología & Antropología
    • Sección Libros de Montaña
    • Banner Material Fotográfico
    • Publicidades de Montaña
    Acompáñanos en esta gran aventura - Sé parte del equipo de CCAM - ÚNETE AHORA